Una niña de rostro angelical buscó la unción y la bendición de Dios

Valora este artículo
(0 votos)

Héctor Colmenárez/Cronista.

Este es un testimonio  que nos llama a todos a la reflexión ¿Fuimos todos a la Gran Gira Confirmando a los Creyentes a buscar una bendición? ¡Claro! Eso es y debe ser el objetivo.

En Barinas, pude disfrutar de una gran bendición, ver y oír de la fe una pequeña niña de apenas diez añitos, cuyo rostro angelical denotó su profunda fe, esa misma fe que la indujo escribir una carta dirigida al Hermano Puertas, la entregó a uno de los ayudas (ujier), que efectivamente llegó a manos de nuestro Pastor Puertas, causándole una profunda impresión, no solo a él sino a todos los que en ese momento estábamos junto a él.

Muchas personas, van a estas grandes concentraciones, unos a respaldar al nuestro Pastor el Hermano Puertas y todos los organizadores de tan bello evento, mientras que otros acuden en busca de alguna sanidad o de algún otro milagro y vaya, que si pudimos ver personas abandonar las sillas de ruedas, para la gloria de Dios.

Además, imaginémonos cuántos milagros y sanidades que por la gran multitud no se saben al momento, pero que seguramente se contarán más adelante, en otras oportunidades y escenarios, le darán la gloria a Dios, si quien la recibió es agradecido. Y, cómo no pensar en lo más grande del evento, la salvación de las almas.

¿Cuántas personas después de un gran evento como este, comienzan a asistir a los templos, iniciando una nueva vida en Cristo Jesús y este es el propósito fundamental de toda esta gran inversión económica y de tiempo que se hace, alcanzar almas y que Cristo sea glorificado.

Bien, esta niña, cuyo nombre es Sandra Montilla, escribe en su cartita que su mayor deseo es “conocer al Hno. Puertas´” y que él ore por ella, unja sus manos para que cuando ella regrese a casa orar y poner sus tiernas manitas sobre su padre y su madre y éstos se conviertan a Dios…Gloria a Dios, aleluya ¡Cristo Vive!. La pequeña es hija de Gabriela Araujo y Noel Montilla, se congrega en la Misión 1 de Santa Elena en Barinas y su pastor es el hermano Alfredo Rivero.

Sus deseos comenzaron a hacerse realidad, y nos correspondió cumplir con tan bella comisión de localizarla e ir a buscarla. La encontramos, se la trajimos al Hno. Puertas, quien la recibió con tanta alegría, la abrazó, habló con ella, oró por ella, ungió sus manos y ahora, estamos seguros que Dios cumplirá con todos los buenos y espirituales deseos de esta niña, conforme al Salmos 37:4 y 5. Que su vida sea bendecida por toda la Gran Familia “Luz del Mundo” Internacional.

De manera que, en otra ocasión oiremos de lo que Dios ha hecho con los padres de esta valerosa niña, y con todos los que a su lado estén, ya que esta unción la conducirá a conquistar muchas almas para Cristo Jesús.

A usted, pastor o pastora, que están al lado de esta pequeña niña, cuiden y valoren a esta ovejita, que de seguro les dará muchos frutos. Es bueno saber, para testimonio, lo que de aquí en adelante Dios seguirá haciendo en esta niña y cómo Dios la estará usando.

¡Misión cumplida, Hermano Puertas! Shalom, usted dijo que esta fue una de sus  más grandes impresiones…

 

Fecha de publicación: 13 de octubre de 2016

Visto 76 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Panes calientes

Campamento

Informativo

Guia Dominical

Traductor

esenfrdeitptru

Sigamos al Mesías..!

Ciencia y Tecnologia

Nuestros Niños

Los ojos del alma

Colaboradores

GIRA 2017