Mi Enfoque #658 (131) Noviembre 17, 2017

Valora este artículo
(2 votos)

Artículos en este número:

      Este mes es el 100 aniversario de la Declaración Balfour

      La fantasía y la realidad

      Mahmoud Abbas, “un líder moderado”

      El problema del ministro de Finanzas

      La obsesión de Suecia

      BDS inició una campaña contra una pequeña empresa israelí

      La Declaración Balfour, capítulo 52 de La Gesta del Judío

      En la corte del Rey Herodes: novela histórica acerca de Herodes, Marco Antonio y Augusto. Puedes bajar GRATIS la versión digital de Amazon.com desde el viernes 17 al lunes 20 de noviembre. Lee aquí uno de los capítulos.

________________________________

Este mes es el 100 aniversario de la Declaración Balfour

Mi Enfoque #658, noviembre 17, 2017, por David Mandel, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El 2 de noviembre del año 1917 Arthur James Balfour, ex Primer Ministro de Gran Bretaña (1902 a 1905) y Ministro de Relaciones Exteriores en el gabinete del Primer Ministro David Lloyd George, envió una corta nota a uno de los más prominentes miembros de la comunidad judía, el Barón Lionel Walter (Nathan Mayer) Rothschild, en la cual le informó que el gobierno británico veía con ojos favorables el establecimiento de un hogar nacional para el pueblo judío en Palestina.

Para analizar la importancia, influencia y efecto de las 67 palabras que incluye la Declaración se necesitaría toda una enciclopedia. Yo me limitare a mencionar los siguientes puntos:

·     La Declaración Balfour fue emitida cuando Gran Bretaña no podía disponer de los territorios. Los turcos en noviembre del 2017 aún estaban en control de Jerusalén y otras partes de Palestina. Recién el 9 de diciembre de 1917, cinco semanas después de la Declaración Balfour, los británicos derrotaron a los turcos en la batalla de Jerusalén.

·     Los historiadores no están de acuerdo entre ellos acerca de cuál fue el motivo que impulso al gobierno de Lloyd George a emitir la Declaración Balfour. Algunos consideran que fue en agradecimiento al Dr. Jaim Weizmann, cuyo procedimiento para obtener acetona, elemento esencial en la producción de cordita (explosivo utilizado en los cañones) a través de la fermentación de una bacteria, contribuyo a la victoria de Gran Bretaña en la Primera Guerra Mundial. Otros historiadores, entre ellos Bárbara W. Tuchman en su libro La Biblia y la Espada, dicen que básicamente hubo dos motivos, uno religioso (la mayoría del gabinete eran cristianos cuyo amor a la Biblia los hacía sentir simpatía a la causa sionista) y el otro político; los ministros tenían un prejuicio subconsciente que hoy seria calificado de antisemita acerca de una supuesta gran influencia judía en el mundo. Esto lo basaban en el hecho de que judíos habían tenido un rol importante en la revolución rusa (Trotsky y otros), y que los dos asesores más importantes del presidente americano Wilson eran judíos sionistas, Louis Brandeis y Felix Frankfurter.

·     Una ironía de la historia es el hecho que el principal opositor a la emisión de la Declaración Balfour fue Edwin Samuel Montagu, el único judío miembro del gabinete ministerial. Montagu era anti-sionista y consideraba que un Hogar Nacional Judío equivalía a crear un inmenso gueto.

·     El término “Hogar Nacional” no tenía precedente en la ley internacional y no especificaba si se trataría de un Estado Judío. La Declaración Balfour tampoco no menciona ni especifica las fronteras de Palestina.

·     La Declaración Balfour fue la primera expresión de apoyo al sionismo por una potencia política, lo cual dio motivo para ser confirmada en la Conferencia de San Remo y adoptada por la Liga de las Naciones.

·     Durante las siguientes décadas, especialmente durante el gobierno de Neville Chamberlain, Gran Bretaña hizo todo lo posible para anular en la práctica la Declaración Balfour. La política expresada en el llamado “Papel Blanco” en marzo de 1939 limito la inmigración judía a 15,000 judíos durante cada uno de los siguientes 5 años y restringió el derecho de los judíos de comprar tierras de los árabes. Cerrar las puertas de Palestina a la inmigración judía contribuyo al exterminio nazi de seis millones de judíos.

·     La Declaración Balfour fue únicamente un catalizador que contribuyó a la creación del Estado Judío, el cual debe su independencia a los 6,000 judíos (1% de la población judía de Palestina en 1948) que perdieron su vida luchando contra los seis ejércitos árabes invasores.

·     El Ministerio de Información de la Autoridad Palestina emitió una declaración oficial el 1 de noviembre del 2017, calificando a la Declaración Balfour de ser “el más grande crimen en la historia de la humanidad”. En numerosas oportunidades han exigido de Gran Bretaña que anule la Declaración y exprese su arrepentimiento por haberla emitido.

________________________________

La fantasía y la realidad

Mi Enfoque #657, noviembre 3, 2017, por David Mandel, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.+

 Un problema básico de los palestinos es su tendencia a inventar fantasías y considerarlas realidad. “Jesús era palestino”, “los judíos no tienen ningún vínculo histórico ni religioso con la tierra de Israel”, “nunca existió un Templo judío en el Monte del Templo”, “los palestinos descienden de los filisteos, o, retrocediendo aún más en la historia, de los canaanitas”, “las franjas azules y blancas de la bandera de Israel (basadas en el talit judío) simbolizan al rio Nilo y al Éufrates, que bordean los territorios que, según los palestinos, los judíos quieren conquistar”, en sus mapas no existe Israel.

El resultado es trágico para los israelíes y para los mismos palestinos. El más reciente ejemplo es la fantasía de que los israelíes quieren apoderarse de la mezquita El Aksa. Mahmoud Abbas la inventó para dar motivo y fundamento a la permanencia del odio de su población contra Israel. Los palestinos adoptaron esa fantasía y el resultado, desde setiembre del 2015 hasta hoy: 59 israelíes matados en ataques terroristas, 827 personas heridas, 186 acuchillamientos, 163 casos de ataques con armas de fuego, 60 atropellamientos con vehículos, y una bomba en un ómnibus, aparte de decenas de terroristas palestinos matados por la policía mientras acuchillaban a peatones indefensos.

Arafat rechazó la propuesta de un Estado palestino independiente en el año 2000 y decidió iniciar una guerra de terror. Su fantasía era creer que el terror persuadiría a los judios a que abandonasen el pais. Logró matar a mas de mil israelies y herir y mutilar a mas de diez mil, pero el resultado fue que los israelies llegaron a la conclusion de que los palestinos estaban mas interesados en destruir Israel que en tener su propio Estado. Y, en vez de abandonar el pais, la poblacion judia de Israel aumento de 5 millones en el año 2000 a 6.5 millones este año.

________________________________

Mahmoud Abbas, “un líder moderado”

Mi Enfoque #658, noviembre 17, 2017, por David Mandel, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Mahmoud Abbas tiene la reputación de ser “un líder moderado”, “la última oportunidad que tiene Israel para alcanzar la anhelada paz”. La realidad es distinta.

Abbas se graduó de una universidad rusa con una tesis donde habla de la colusión entre los nazis y los sionistas. Durante muchos años fue la mano derecha de Arafat en todas sus actividades terroristas. Financio a los terroristas palestinos que masacraron a los deportistas israelíes en la Olimpiada de Múnich en 1972. Rechazó la propuesta de Olmert de un Estado palestino en el 95% de los territorios e intercambio por el resto, incluyendo la división de Jerusalén. Inventó la calumnia de que los israelíes quieren apoderarse de la Mezquita El Aksa e incitó a los palestinos “a defender El Aksa”, es decir  a acuchillar a transeúntes indefensos.

No pierde la oportunidad, en sus discursos en las Naciones Unidas, de calificar a Israel de “brutal”, “agresivo”, “practicante de apartheid”. “país colonialista”. Acusa a Israel de limpieza étnica. Niega toda relación histórica y religiosa de los judíos con la Tierra de Israel. Ha declarado que nunca reconocerá a Israel como el Estado Judío, que el derecho de retorno de los millones de descendientes de los refugiados árabes del 48 es irrenunciable, que no permitirá la presencia de un solo israelí en algún futuro Estado palestino.

En el año 2014 cuando Hamas disparó más de 4,000 cohetes contra poblaciones civiles en Israel Abbas en las Naciones Unidas acusó a Israel de realizar una guerra genocida en Gaza.

Recientemente exigió que Gran Bretaña se disculpe por la “injusticia” de la Declaración Balfour.

La única moderación que yo detecto en Abbas es que usa terno y corbata, y va bien afeitado, en comparación a Arafat que gustaba de usar uniforme y pistola y exhibía una cara de varios días sin afeitar.

________________________________

El problema del ministro de Finanzas

Mi Enfoque #658, noviembre 17, 2017, por David Mandel, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Moshe Kahlon, el ministro de Finanzas, tiene un problema. ¿Qué hacer con los 20,000 millones de shekels (US$ 5,700 millones) de superávit? Desde que asumió el puesto, Kahlon redujo el impuesto al valor agregado y el impuesto a las ganancias. El resultado, ayudado por los impuestos a la venta a las compañias extranjeras que adquirieron Mobileye, Keter Plastics, y otras firmas israelies, es un superavit sin precedentes.

Una posibilidad es rebajar los impuestos a los pequeños establecimientos y a personas en los niveles economicos mas bajos, medidas que no entusiasman a los economistas ya que según ellos eso no contribuiria al crecimiento de la economia debido a que en estos momentos el pais disfruta de empleo completo.

________________________________

Respecto a Israel, Suecia no se hace el sueco

Mi Enfoque #657, noviembre 3, 2017, por David Mandel, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La frase popular “Hacerse el sueco”* significa hacerse el desentendido, no tener interés. Lamentablemente, la frase no es aplicable en el caso del interés sueco respecto a Israel, que llega al extremo de ser obsesión psiquiátrica.**

En el año 2014 el gobierno sueco, al dia siguiente de ser elegido, anunció su reconocimiento incondicional del Estado de Palestina. No exigió de los palestinos que cesen su campaña de demonizacion de Israel, no pidió que dejen de incitar el odio a  los judios, no demandó que pongan fin a la campaña de defender El Aksa mediante acuchillamientos.

Suecia financia las actividades educacionales y culturales de los palestinos que son utilizadas sólo para expresar el odio y el antisemitismo que se inculcan a los niños palestinos.

 La primera decisión política anunciada por Mehmet Kaplan, ministro sueco de Vivienda, fue “luchar por la liberacion de Jerusalen”.

 La personalidad politica sueca que mas expresa odio a Israel es Margot Elisabeth Wallström, ministro de Relaciones Exteriores de Suecia. Llegó al extremo absurdo de atribuir el ataque islámico en Paris (el viernes 13 de noviembre del 2015 a un teatro de conciertos, un estadio, restaurantes y bares que dio como resultado 130 muertos y cientos heridos) a “la desesperación de los palestinos”.  La señora Wallström, cuando un terrorista palestino que está acuchillando a un transeúnte es matado por la policía, critica a Israel diciendo que es “una ejecución extra judicial”, comentario que nunca aplica a los policías franceses o británicos en casos similares.

 *  Algunos lingüistas atribuyen el origen de la frase “hacerse el sueco" al proceder de los marinos suecos que, por desconocer la lengua del país que visitaban, hacían oídos sordos a lo que se les dijese o se les reprochase.

** Este artículo está basado en un reportaje del periodista Ilya Meyer publicado en el Jerusalem Post.

________________________________

BDS inició una campaña contra una pequeña empresa israelí

Mi Enfoque #657, noviembre 3, 2017, por David Mandel, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La organización antisemita BDS (Boicot, Desinversión, Sanciones) pretende luchar por los palestinos, pero su verdadero objetivo es la destrucción del Estado de Israel. Para los miembros de esa organización todo lo relacionado con Israel debe ser atacado y destruido. Atacan tanto a grandes empresas como a firmas de unos pocos empleados, utilizando todos los medios posibles, incluyendo Facebook. Últimamente están realizando una campaña de desprestigio contra una pequeña firma israelí productora de aceite de olivo, GALILEE GREEN OILS con el objeto de enviarla a la quiebra.

En un ataque coordinado, cerca de 130 individuos dieron, cada uno de ellos, una sola estrella a Galilee (el peor ranking posible en Facebook) y escribieron “lo decepcionados que estaban con el producto, y lo pésimo que era”. Es fácil constatar la falsedad y calumnia del comentario. Basta visitar la página Facebook de cualquiera de estos 130 y, ver allí su obsesión anti Israel, por lo cual es lógico asumir que nunca han comprado y nunca compraran un producto israelí. Pero, como dijo Goebbels, “miente, miente, que algo queda”.

Para ayudar a frustrar la campaña del BDS visita la pagina Facebook de Galilee Green Oils (https://www.facebook.com/GalileeGreen/) y dale 5 estrellas. Realmente lo merece ya que sus aceites de olivo son ¡EXCELENTES!

________________________________

La Declaración Balfour, capítulo 52 de La Gesta del Judío*

Mi Enfoque #658, noviembre 17, 2017, por David Mandel, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

La Declaración Balfour

(Siglo 20 EC)

 Esa semana yo estaba en Londres debido a diversos asuntos relacionados con el Ministerio de Guerra. El domingo 4 de noviembre, 1917, después de tomar desayuno en el comedor del hotel Savoy, donde estaba hospedado, subí a mi habitación y escuché la campanilla del teléfono. Era poco usual para mí recibir llamadas telefónicas a una hora tan temprana.

—Aló, buenos días.

—Doctor Weizmann, le hablo de la recepción del hotel. Hay una llamada para usted.

—Pásemela, por favor—le dije.

—Buenos días, deseo hablar con el Doctor Jaim Weizmann—escuché que me decía una voz cuyo culto acento era prueba indudable de una esmerada educación recibida en Eton y Oxford.

—Habla Weizmann—contesté con el acento que me caracteriza, producto de una mezcla de mis idiomas natales, yiddish y ruso. Aunque vivía en Manchester desde el año 1904, hacía más de una década, mi acento al hablar inglés delataba de inmediato mi origen en Pinsk, Bielorrusia.

—Soy el secretario personal del Barón Rothschild. El barón lo invita a tomar té con él hoy en su residencia en la Avenida Piccadilly. Tiene algo de suma importancia para hablar con usted. Enviará su automóvil para recogerlo a las 4 de la tarde—me dijo.

— ¿Me podría decir de que se trata?—le pregunté.

—No estoy autorizado para decirlo. El barón le explicará todo esta tarde.

El barón Walter Rothschild y yo éramos muy buenos amigos. Teníamos en común dos intereses obsesivos: el sionismo y la ciencia. Yo era el presidente de la Organización Sionista de Gran Bretaña y Rothschild era uno de los más apasionados miembros de la organización. En lo que se refiere a la ciencia, tengo un doctorado en Química Orgánica, soy profesor en la Universidad de Manchester, y he inventado un procedimiento para producir acetona a través de fermentación bacterial. El ejército británico ha adoptado mi proceso para producir explosivos esenciales para la lucha contra los alemanes.

El interés científico de Rothschild era la zoología. Era autor de numerosos escritos sobre el tema. En varias ocasiones me contó algunas anécdotas autobiográficas. Por ejemplo, a la edad de siete años, anunció a sus padres que haría un zoológico y así lo hizo. Llegó a tener el zoológico privado más grande de Gran Bretaña. Lo abrió al público en 1892. En su jardín tenía canguros. Había adiestrado a un grupo de cebras para que tiren de su carruaje. Era soltero, pero, de buenas fuentes, yo estaba enterado de que había tenido una hija con una amante. A pesar de ser miembro de una famosa familia de banqueros internacionales no tenía interés ni talento para las finanzas. Su preferencia era la política y había sido diputado en el Parlamento. Pero, lo que yo más apreciaba en él, era su ardiente sionismo.

A las 4 de la tarde, estaba yo afuera del hotel, parado cerca a la puerta, contemplando a la gente que caminaba por la Avenida Strand, cuando vi llegar el Rolls-Royce plateado que el barón Rothschild había enviado para que me trajese a su mansión.

El mayordomo me hizo pasar al salón donde estaba Rothschild, sentado en un sillón. Se paró al verme, vino adonde mí y me abrazó.

—Jaim, ¡bienvenido! Ven, sentémonos—me dijo. Hizo una señal y una sirvienta se materializó, no sé de donde, y nos sirvió coñac en copas de fino cristal.

—Estoy seguro que recuerdas las historias bíblicas que tu melamed [maestro] te relató en el jeder [escuelita donde los niños aprendían el hebreo y estudiaban la Biblia]. —me dijo. Me dio una Biblia que estaba abierta en el Segundo Libro de Crónicas. — Quiero que leas en voz alta el verso 23 del capítulo 36.

Esto es lo que ordena Ciro, rey de Persia: El Señor, Dios del cielo, que me ha dado todos los reinos de la tierra, me ha encargado que le construya un templo en la ciudad de Jerusalén, que está en Yehudá. Por tanto, cualquiera que pertenezca a Yehudá que vaya y que el Señor, su Dios, lo acompañe—leí en voz alta, tal como Rothschild me lo había pedido.

—Ahora lee esta carta que recibí hace dos días, enviada por el Ministro Balfour.

 

Ministerio de Relaciones Exteriores

2 de noviembre de 1917.

Estimado Lord Rothschild:


Tengo gran placer en enviarle, en nombre del Gobierno de Su Majestad, la siguiente declaración de simpatía con las aspiraciones sionistas judías, que ha sido sometida al gabinete y aprobada por él.


El Gobierno de Su Majestad ve con ojos favorables el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío, y se esforzará lo más posible para facilitar la consecución de este objetivo, quedando claramente entendido que no se hará nada que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías existentes en Palestina, o los derechos y el estatus político de que gozan los judíos en cualquier otro país.
Le agradecería que pusiera esta comunicación en conocimiento de la Federación Sionista.

Sinceramente suyo.

 

Arthur James Balfour.

Ministro de Asuntos Exteriores británico

 Leí la carta y, no lo pude evitar, lágrimas me corrieron por las mejillas. ¡Por primera vez sentí la certeza de que el sueño de dos mil años del pueblo judío se haría realidad!

—Jaim, este es el comienzo de nuestra redención. Palestina ha sido provincia del imperio otomano durante cuatrocientos años. Los turcos cometieron el error de aliarse a Alemana y ahora están siendo derrotados. Francia y Gran Bretaña han decidido desmembrar el imperio otomano. Establecerán Estados en Transjordania, Líbano, Siria e Irak para los árabes que carecen de independencia desde hace cientos de años,  y un hogar nacional para el pueblo judío en Israel. Este es un momento histórico, tan importante para la historia judía como lo fue la declaración del rey Ciro de Persia hace 2,500 años. ¡Ya te veo a ti como futuro presidente del Estado de Israel!—bromeó Rothschild palmeándome la espalda— ¡Brindemos!

 *   La Gesta del Judío, 4000 años de historia en 60 relatos,mi libro publicado recientemente, es distribuido por Amazon.com en dos versiones: impresa y digital. Los 60 relatos que forman el libro son mosaicos individuales de un cuadro panoramico que cubre 4,000 años. El tema que los unifica es la tenaz supervivencia del pueblo judio. El link es:

https://www.amazon.com/s/ref=nb_sb_noss?url=search-alias%3Daps&field-keywords=la+gesta+del+judio

 ________________________________

En la corte del Rey Herodes: novela histórica acerca de Herodes, Marco Antonio y Augusto. Puedes bajar GRATIS la versión digital de Amazon.com desde el viernes 17 al lunes 20 de noviembre. Lee aquí uno de los capítulos.

Desde mi época escolar tengo el hábito de leer constantemente, en todo momento que me es posible. Uno de mis géneros literarios preferidos es el de la novela histórica, que, utilizando un argumento de ficción, tiene la característica de que se sitúa en un momento histórico concreto y los acontecimientos históricos relatados tienen relevancia en el desarrollo del argumento.

Devoré todos los libros de Alejandro Dumas, especialmente su trilogía Los Tres Mosqueteros, 20 años después y El Vizconde de Bragelonne. El personaje principal D’Artagnan realmente existió. Charles de Batz-Castelmore, conde de Artagnan, (1611-1673), fue capitán de la guardia de mosqueteros de Luis XIV de Francia, y murió en el sitio de Mastrique.

 La novela histórica que más impacto me ha hecho es Yo, Claudio (1934) del escritor británico Robert Graves, cuya continuación fue Claudio, el dios (1935). El autor se basó en las historias de Tácito, Plutarco y las Vidas de los doce césares de Suetonio. Desde que leí ambos libros me fascina la época del emperador Augusto.

 Hace un par de años, leyendo la Enciclopedia Britanica, encontre un artículo corto acerca de Nicolás de Damasco, historiador, diplomático, orador, estadista y filósofo, que vivió durante la época de Augusto. Nació en el año 64 AEC y murió en Roma, a los ochenta años de edad, en el año 16 EC. Durante su juventud fue tutor de los hijos de Marco Antonio y Cleopatra. Luego del suicidio de la pareja, Nicolás residió en Jerusalén, donde fue amigo personal y consejero del rey Herodes, con quien tenía en común el interés por la retórica, filosofía y política, y para quien realizó importantes misiones diplomáticas.  Sus últimos años los pasó en Roma, donde mantuvo amistad con el emperador Augusto.

 El personaje me pareció muy interesante y decidí escribir una novela histórica donde Nicolás relata, en primera persona, su amistad con los tres hombres más importantes de su época, Augusto, (antes llamado Octavio), Herodes y Marco Antonio, su extraordinaria vida y sus aventuras. El resultado es mi novela, En la corte del rey Herodes (Memorias de Nicolás).

Amazon.com está ofreciendo gratis la versión digital que se puede leer en Kindle, Ipad, Iphone, Samsung, y computadora, desde el viernes 17 de noviembre hasta el lunes 20 de noviembre. El link es el siguiente:

https://www.amazon.com/En-Corte-del-Rey-Herodes-ebook/dp/B00JMBNVRW/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1510643008&sr=8-1&keywords=en+la+corte+del+rey+Herodes&dpID=41%252B8yMkIEtL&preST=_SY445_QL70_&dpSrc=srch

 Aquí va uno de los capítulos:

 Entrevista a Livia

Vi a Octavio por primera vez cuando yo tenía diecinueve años. Fue en una recepción en Roma en honor de un embajador extranjero. Yo había asistido con mi esposo Tiberio Claudio Nero, con quien me había casado tres años antes.

Hubo una conmoción cerca de la puerta, y escuche a gente murmurar "Ha llegado, ha llegado". Una pareja entró al salón. Él era un joven de unos veinticuatro años, y ella, una mujer de alrededor de treinta años. La gente les abrió camino.

― ¿Quiénes son?―pregunté a un hombre que estaba a mi lado.

―Son el triunviro Octavio y su esposa Escribonia―me contestó.

Me quedé mirando a Octavio, fascinada de que un hombre tan joven tuviese tanto poder. Él debe haber sentido mi mirada ya que se volteó hacia nosotros, me miró, se acercó, saludó a mi esposo y le preguntó quién era yo.

―Triunviro, permítame presentarle a mi esposa Livia―contestó mi marido.

―Es un placer conocerla, señora―dijo Octavio―. Permítame presentarle a mi esposa Escribonia.

Noté que la mujer estaba en un estado avanzado de embarazo. Por coincidencia, yo también estaba cuatro meses encinta con mi segundo hijo.

Durante el resto de la velada Octavio no se separó de mí, y, en un momento, cuando mi esposo estaba conversando con otras personas, me dijo al oído que se había enamorado de mi belleza.

No lo volví a ver durante los siguientes dos meses, pero escuché que se había divorciado de Escribonia39 el mismo día que ella dio a luz a su hija Julia.

Escribonia había sido la segunda esposa de Octavio. La primera fue Claudia40, cuya madre era Fulvia, la que en ese momento era la esposa de Marco Antonio, Por algún motivo que nunca me tomé la molestia de averiguar, Octavio se divorció de Claudia casi de inmediato, y la envió de regreso a su madre con un mensaje donde decía que "la devolvía intacta", lo cual, cualquiera que conoce a Octavio tendría dificultades en creer. Poco tiempo  después  se  casó  con Escribonia, pero no fue un matrimonio feliz ya que, según Octavio, ella era una mujer insoportable, regañona y malhumorada.

Otros la describieron en forma completamente distinta, como una mujer digna y severa, el ejemplo ideal de matrona romana.

El día siguiente al de su divorcio de Escribonia, Octavio se presentó en mi casa y la sirvienta lo hizo pasar a la habitación donde yo me encontraba. Mi hijito mayor, de tres años de edad, estaba jugando a mi lado.

― ¿Cómo te llamas, niño?―le preguntó Octavio. Tiberio, que era huraño y tímido, no le respondió.

―Se llama Tiberio igual que su padre―le dije.

En ese momento mi esposo Tiberio Claudio Nero entró a la habitación y se sorprendió al ver a Octavio.

―Bienvenido, triunviro. ¿A qué debemos el honor de su visita?

―Se trata de un asunto delicado, y creo que es preferible que hablemos a solas.

Mi esposo invitó a Octavio a pasar a otra habitación y cerró la puerta tras ellos. Nunca me dijeron que hablaron, y hasta hoy no sé si Octavio lo convenció con argumentos o con amenazas. El hecho es que, cuando salieron de la habitación, Octavio sonreía y mi esposo tenía una expresión sombría. Octavio se acercó a mí, y, para mi sorpresa, ¡me besó en la boca en presencia de mi esposo!

― ¡Felicitaciones, amor! Tiberio Claudio Nero me ha concedido tu mano. Hoy mismo se divorciará de ti y nos casaremos tan pronto nazca tu bebe―me dijo Octavio y me besó nuevamente.

Tres meses después di a luz a mi segundo hijo, Druso, y dos días más tarde Octavio y yo nos casamos. Mi ex–esposo, Tiberio Claudio Nero, no sólo estuvo presente en la boda, sino que fue él, a pedido de Octavio, quien me llevó al altar.

Un par de años después de haberme casado con Octavio caí encinta, pero, lamentablemente, perdí el bebe, y nunca tuve hijos con Octavio.

Han pasado ya casi cinco décadas y Octavio y yo seguimos casados. La gente hoy lo llama Augusto, pero yo sigo llamándolo Octavio.

Supongo que somos tan felices como una pareja puede serlo. Sé que él, como todos los esposos romanos, tiene sus deslices de vez en cuando, pero yo no le doy importancia y eso no afecta nuestro matrimonio. Octavio aprecia mis consejos más que los de cualquier otra persona, y sabe que le soy leal.

A pesar de nuestra posición siempre hemos vivido en forma sencilla. Nunca usé demasiadas joyas ni vestidos lujosos.

Los dos hijos, Tiberio y Druso, que tuve con mi primer esposo, son hoy brillantes generales y me han dado muchos motivos de orgullo. Mi esperanza es que Tiberio sea el sucesor de Octavio.

El problema es que Octavio lo relega, y prefiere a otros. A quien primero escogió Octavio como sucesor, fue a su sobrino Marcelo, hijo de su hermana Octavia. Ese joven tenía 19 años de edad cuando, durante una ausencia de Octavio, lo invité a cenar en mi casa. Algo le debe haber caído mal porque murió al día siguiente.

El siguiente sucesor designado fue Marcos Agripa, que murió de muerte natural durante una campaña militar. Cayo y Lucio, los hijos que Agripa tuvo con Julia, la hija de Octavio, fueron adoptados por Octavio.

Un día me enteré de que Lucio estaba en cama con una leve fiebre. Envié a mi médico personal a su casa para que lo atienda, pero se puso peor y murió a la edad de 19 años.

Su hermano mayor, Cayo, murió dos años después, a la edad de 24 años. Había sido herido en una batalla. Me informaron que la herida era superficial. Le envié un ungüento para que lo aplique sobre la lesión, pero, lamentablemente, no dio buen resultado. La herida se infectó y Cayo murió.

Estas trágicas muertes dejaron el camino abierto para Tiberio. Convencí a Octavio para que lo adopte y lo nombre su sucesor. Mi éxito fue parcial, ya que, aunque lo adoptó y lo nombró sucesor, también nombró sucesor a Póstumo, el hijo menor de Marcos Agripa,

Por suerte para mí el joven Póstumo resultó ser un adolescente insolente y mal educado. Octavio se disgustó tanto con él que lo exiló a una isla, donde el joven tendría la oportunidad de recapacitar y cambiar de conducta.

Hay rumores de que Octavio y un amigo de su confianza, llamado Máximo, hicieron una visita secreta a la isla, durante la cual Octavio le perdonó a Póstumo sus impertinencias y prometió al joven que le permitiría regresar a Roma.

Hice llamar a Máximo para que me confirme si el rumor era verdad. Se negó a confirmar, y fue encontrado muerto, pocos días después, en una callejuela en el barrio Aventino.

Por ahora los sucesores de Octavio son Tiberio y Póstumo. Veremos qué pasará en el futuro.

Visto 87 veces Modificado por última vez en %AM, %18 %170 %2017 %03:%Nov

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Comentarios   

0 # JAIME PUERTAS 19-11-2017 02:48
DIOS BENDIGA A NUESTRO HERMANO Y AMIGO: DAVID MANDEL, POR DAR A CONOCER ESTOS EPISODIOS, SOBRE EL RENACER DEL ESTADO DE ISRAEL, DESPUES DE VAGAR 2000 AÑOS POR EL MUNDO.

DIOS BENDIGA LA MEMORIA DE:
Arthur James Balfour.
Ministro de Asuntos Exteriores británico.
POR ABRIRLE LA PUERTA A NUESTROS HERMANOS HEBREOS PARA VOLVER A SU TIERRA: ISRAEL, Y ESTABLECER SU HOGAR, DONDE VIVIÓ ABRAHAM SU PADRE, ISAAC Y JACOB - Según Génesis 12:7 y 14:13-17.

IMITANDO EL GESTO DE BUENA VOLUNTAD DEL REY CIRO, (2Crónicas 36:23). CUANDO AUTORIZÓ EL REGRESO DE LOS JUDÍOS A SU TIERRA, PARA EDIFICARLE LA SEGUNDA CASA AL DIOS DEL CIELO, EN JERUSALEM..!
Responder

Panes calientes

Campamento

Informativo

Guia Dominical

Traductor

esenfrdeitptru

Sigamos al Mesías..!

Ciencia y Tecnologia

Nuestros Niños

Los ojos del alma

Colaboradores

Radio Luz 102,1 FM