Imprimir esta página

No dejes de soñar..! Testimonio de vida de Johan Trujillo, un ciego exitoso!

Valora este artículo
(7 votos)

Mi nombre es Johan Trujillo, vivo en Venezuela, quedé ciego completamente a la edad de 13 años.

He decidido contarles mi testimonio porque quiero que sirva de motivación para cada uno de ustedes de que si se puede salir adelante por enzima de las circunstancias. Para una persona ciega en mi país es muy difícil superarse debido a las múltiples barreras de accesibilidad, sociales,  educativas, laborales entre otras.

Por ejemplo: Si una persona ciega sale sola a la calle, tiene que pedir ayuda para poder tomar un bus y en la mayoría de los casos no consigue alguien quien lo ayude, esto si el bus decide detenerse porque son muchas las veces que no se paran a las personas con discapacidad, además tienes que caminar en la carretera ya que las aceras están ocupadas en muchos casos por carros mal estacionados, árboles, postas, alcantarillas abiertas y Guayas y ramas aéreas que tropiezan tu cara.

Normalmente cuando llegas a un lugar buscando ayuda o tratando de obtener información o comprar algo, en muchos casos piensan que vas a pedir y no te dan el mejor trato, en algunas oportunidades llegas a una oficina pública y la persona encargada de darte información te ignora.

Cuando vas solo a una panadería a comprar, notarás que alguien se te adelanta para comprar primero aprovechándose de tu discapacidad.

Cuando estaba joven decidí estudiar informática, era en ese momento una locura porque no había en el país el software apropiado para que yo pudiera tener el apoyo para concretar mis estudios.

Entonces se me acercó una persona muy preparada pero sin sueños y me dijo:
 "...Tú no deberías estudiar informática, es muy difícil para un ciego estudiar esa carrera, nadie se ha graduado en esa carrera siendo ciego! Y además si te gradúas ¿Quién te va a contratar?..."

No le hice caso y aunque no tenía el dinero y las posibilidades para estudiar, puse mi confianza en DIOS, el proveyó para ir a estudiar en Estados Unidos de América y luego comencé a trabajar como formador de personas ciegas en computación, para que luego ellos enseñaran a otros ciegos a usar el computador.

Luego PDVSA me llamó para trabajar en un proyecto de computación.

Esa persona hoy en día está muerta hace muchos años porque dejó de soñar, yo seguí soñando y pude lograr mis metas. Si dejas de soñar te secarás como las chicharras, pero si sueñas tendrás algo porque luchar cada día.

En el camino te encontrarás personas que te burlen, otros te distraerán, otros te criticarán, y pocos te ayudarán pero te puedo asegurar que si te pones en las manos de DIOS lograrás todas tus metas.

El señor me ha dado una hermosa familia, una verdadera ayuda idónea: La hermana Lisbet de Trujillo, la cual ha sido muy importante para el logro de mis metas y unos hermosos hijos que me inspiran cada día a ser "Ejemplo"

No es fácil vivir rodeado de personas que te discriminan y te tratan diferente por la falta de conocimiento con respecto al trato de las personas con discapacidad, pero yo sigo adelante confiando en DIOS y creyendo en su palabra que dice en FILIPENSES 4:13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Cristo es mi roca fuerte es quien me ayuda cada día, quizás los problemas económicos, sociales o familiares te están agobiando, la solución es refugiarte en Jesús, ¡Con Él te aseguro que podrás lograr tus metas!