Mi Enfoque desde Jerusalem: Por David Mandel #722, 5 de septiembre, 2019

Valora este artículo
(3 votos)

Artículos en este número:

· La verdadera razón del rechazo de los árabes en 1939, 1947, 2000 y 2008, a tener un Estado independiente en parte de Israel/Palestina
· ¿Por qué más del 70% de los judíos vota por el Partido Demócrata?
· Respuesta a un lector
· Decadencia y caída de Europa
· Origen y realidad de los Marranos
_______________________________________

La verdadera razón del rechazo de los árabes en 1939, 1947, 2000 y 2008, a tener un Estado independiente en parte de Israel/Palestina

Mi Enfoque #722, por David Mandel, 5 de setiembre, 2019

Primero una pequeña reseña histórica. En 1937 una Comisión Británica, dirigida por Lord Robert Peel, fue enviada a Palestina para encontrar una solución al conflicto. El resultado fue su propuesta de que la Cisjordania (Transjordania ya había sido entregada a los árabes 15 años antes) fuese dividida en dos Estados. Una quinta parte del territorio sería para el Estado judío, y el resto, (excepto un corredor de Jerusalen a Jaffa que sería internacional), un área mucho mayor sería para los árabes. Los judíos, aunque no estaban contentos con el plan, lo aceptaron. Los árabes lo rechazaron, y el plan fue abandonado.

Diez años después, en 1947, las Naciones Unidas propusieron, mediante la Resolución 181, un plan de partición de Palestina en dos Estados, uno árabe (el documento no menciona la palabra “palestinos” debido a que los árabes del territorio aun no habian adoptado esa auto identificación), el otro judío, y Jerusalén como zona internacional. Los judíos, aunque no estaban contentos con la propuesta ya que la mayor parte del territorio que se les asignó era desierto, aceptaron. Los árabes lo rechazaron, y, meses después, el día siguiente a la declaración de independencia de Israel, seis ejércitos árabes invadieron con el propósito de masacrar a la población judía. Fueron rechazados y las líneas del armisticio de 1949 rigieron hasta junio de 1967.

En julio del año 2000, Ehud Barak y el presidente Clinton ofrecieron a Arafat un Estado independiente en el 95% de la zona que Israel ocupó en 1967. Arafat no contestó. Regresó a Gaza y, seis semanas después, inició la Guerra del Terror, también llamada Segunda Intifada, que costó la vida a mas de mil israelíes e hirió y mutiló a más de 10,000.

En el año 2008 Ehud Olmert ofreció a Mahmoud Abbas el 95% de los territorios, un intercambio por el resto y la división de Jerusalén. Abbas nunca respondió a la propuesta.

Analizando estos cuatro casos es inevitable llegar a la conclusión de que el conflicto no es territorial, ya que si lo fuese, los árabes, negociando cualquiera de las cuatro propuestas arriba mencionadas, podrian haber llegado a una solución.

El conflicto, como lo demuestra la Masacre de Hebrón del año 1929, donde la comunidad judia habia vivido durante siglos en pacifica convivencia con sus vecinos árabes, no es territorial sino religioso. La masacre, que causó que los británicos, en vez de castigar a los asesinos, evacuasen a los judíos de la ciudad, tuvo como pretexto la falsa acusación de que los judíos querian apoderarse de la mezquita El Aqsa. Han pasado 90 años y Mahmoud Abbas, demostrando poca originalidad, utiliza la misma falsa acusación (“los judíos con sus pies sucios quieren profanar El Aqsa”) para promover ataques y acuchillamientos de judíos.

Quienes creen que el conflicto se solucionará cuando los Palestinos tengan un Estado independiente en Cisjordania, hacen caso omiso de lo ocurrido desde el año 2005 en Gaza, cuando Israel se retiró unilateralmente con la (ingenua) esperanza de que los palestinos formasen allí la base de un Estado democrático, pacífico y progresista. Por supuesto, el resultado fue todo lo opuesto. Gaza hoy es gobernado por una organización musulmana fanática cuya constitución declara que su objetivo es la destrucción de Israel y el exterminio de los judíos.

El problema de quienes creen que es factible una solución de dos Estados en un futuro previsible es que demuestran una inmensa ignorancia de lo que es el Islam, de su historia, y de su importancia entre los árabes. Eso no es sorprendente ya que esas mismas personas, cuya ideología generalmente es de izquierda, son completamente seculares, y les es imposible entender o apreciar la primordial importancia que tiene la religión entre los árabes.

El Profesor Bernard Lewis, la mas grande autoridad de las últimas décadas acerca del Islam, escribió: “El Islam, desde sus inicios, es una religión de poder, y en el mundo islamico sólo se acepta que sean los musulmanes los que tengan el poder. Si son los musulmanes quienes gobiernan a cristianos y judíos, eso es normal, y como debe ser. Si son los no musulmanes quienes gobiernan a musulmanes, esa es una ofensa contra Dios y contra la naturaleza, y esto es cierto en Kashmir, Palestina, Chipre o Libano.”

Es una blasfemia contra Dios en el Islam que infieles gobiernen a musulmanes especialmente en territorios que fueron alguna vez gobernados por musulmanes.

Lo que no entienden las personas no religiosas, que, en muchos casos, son anti-religion, es, citando nuevamente a Lewis, “la inmensa importancia de la religion y su centralidad en la vida de los musulmanes. Estos conceptos son dificiles de entender y aceptar por la mente Occidental, que, por lo tanto, tiende a rechazar la primordialidad de los factores religiosos culturales entre los musulmanes”.

Resumiendo, el hecho de aceptar un Estado árabe en parte de Israel/Palestina si eso significa reconocer simultaneamente la existencia y la legitimidad de un Estado judío en parte de ese territorio, sería, para los árabes, una blasfemia, una herejia. Cualquier musulman que acepte el control del Estado judío sobre parte de lo que era el Mandato de Palestina, estaría pecando contra Dios y contra su religión.

_______________________________________

¿Por qué más del 70% de los judíos vota por el Partido Demócrata?

Mi Enfoque #722, por David Mandel, 5 de setiembre, 2019

De todas las minorías existentes en la población de Estados (judíos, negros, hispanos, musulmanes, etc.) la más fiel al Partido Demócrata son los judíos. En los últimos cien años, desde Wilson en el año 1916 hasta Hillary Clinton en el año 2016, la mayoria de los votos de los votantes judíos ha sido a favor del Partido Democrata.

El Partido Democrata, hagan lo que hagan o digan lo que digan sus candidatos, tiene asegurado el voto del 70% al 75% de los judíos, es decir 3 de cada 4 judíos que votan dan su voto a los Demócratas, aún, como en el caso de Obama, antes de su elección, era seguidor de un pastor antisemita y amigo de antisemitas.

Si comparamos esos números con las preferencias religiosas de los judíos americanos (35% Reform, 18% Conservadores, 10% Ortodoxos, 6% pertenecen a otras sectas, y 30% no están afiliados), no es sorpresa ver que la suma de los judíos reformistas (35%) más los judíos no afiliados (30%) da un total muy cercano al 70% de los los judíos que apoyan al Partido Democrata.

Los judíos que apoyan al Partido Democrata son, en su gran mayoria, judíos reformistas o no afiliados, (no afiliados significa indiferentes a la religion y tradicion judias). Su identificacion primordial es con el partido Demócrata y no con la tradición judia. Se describen a si mismo como izquierdistas seculares y no como judíos. Esto explica las ideologías izquierdistas, liberales y progresistas y las acciones de personas de origen judío como George Soros, Bernie Sanders, Noam Chomsky que tienen escasa simpatía al Estado judío, independiente despues de 2,000 años de exilio.

También hay motivos históricos que han causado esa simpatía judía desproporcional al Partido Demócrata. Los judíos que llegaron a Estados Unidos a fines del siglo 19 y comienzos del siglo 20 vivían en condiciones paupérrimas. Los Demócratas los ayudaron a formar sindicatos y a luchar contra quienes los explotaban. Así se inició la tradición judía de votar por el Partido Democrata.

Han pasado décadas, y los partidos Demócrata y Republicano de hoy no son los que eran hace cien años. La comunidad judía tampoco no es lo que era. Hoy, es la comunidad minoritaria con el más alto nivel de ingresos y de educación, y, según estadisticas, la menos religiosa y la que menos asiste a servicios religiosos.. La mayor parte de esos judíos ha abandonado las tradiciones milenarias reemplazando el judaismo con el liberalismo y el progresismo.

Una reciente encuesta del Wall Street Journal demostro que el 84% de los Republicanos simpatizan mas con Israel que con los arabes, comparado al 43% de los Democratas.

Otra encuesta, realizada por Los Ángeles Times, preguntó a los encuestados si en un conflicto entre Israel e Hizballah preferían a Israel o ser neutrales. El 54% de los Demócratas escogió ser neutrales, mientras que el 64% de los Republicanos declararon estar del lado de Israel.

Resumiendo, los motivos por los cuales el 70% o más de los judíos votan por el Partido Demócrata, son básicamente dos:

· Histórico.

Hace 100 o más años, en la epoca de los bisabuelos y tatarabuelos de los judíos de hoy, los Democratas los defendían ayudándolos a sindicarlizarse y a luchar por sus derechos. Hoy, los judíos ya no son obreros industriales ni necesitan sindicarlizarse, pero la tradicion familiar persiste.

· El debilitamiento de la identificación judía.

No es coincidencia que la mayoría de judíos reformistas y no afiliados apoyan el Partido Demócrata mientras que los ortodoxos y ultra ortodoxos apoyan a los Republicanos. El debilitamiento de su identificación judía y su reemplazo por ideales liberales y progresistas ha causado que Israel no sea un asunto primordial para ellos.

_______________________________________

Respuesta a un lector

Mi Enfoque #722, por David Mandel, 5 de setiembre, 2019

Un lector, que leyó el artículo en mi página de Facebook el artículo que va arriba, me escribió diciendo que es Demócrata. Esto es lo que le conteste

¿Ser del Partido Demócrata es parte de tu identidad personal?

Respecto a mí, mi identificación personal, es primero de todo judío, luego israelí. Ser de un partido político no es parte de mi identificación personal, ya que no soy partidario incondicional de ninguno. Todos están compuestos de individuos que tienen ciertas políticas que a veces cambian, y un buen número de ellos en cualquier partido, incluso (tal vez no me vas a creer) los Demócratas, son corruptos.

Nunca voy a definir mi identidad diciendo soy Likudnik o soy de Meretz, y si viviese en Estados Unidos nunca diría soy Republicano o soy Demócrata. Votaría por los candidatos cuyo programa político concuerda con mis ideas. No sería Demócrata ni Republicano incondicional. Por ejemplo, digamos que Bernie Sanders, un judío que inventó el doble de victimas en la guerra contra Hamás, fuese Republicano, Demócrata o lo que sea. No me haría diferencia. Yo nunca votaría por un judío que no tiene reparos en calumniar al pueblo de sus antecesores.

Mi lealtad incondicional es a mi familia, a mi pueblo y a mi Estado, no a un partido político. Pero, respeto tu derecho a tu identificación personal incondicional como Demócrata. Te ahorra el esfuerzo de pensar y analizar los problemas de actualidad y los programas y personalidades de los candidatos. Tu candidato es Demócrata y eso es suficiente para darle tu voto.

Respecto a tu mención de que criticas algunas políticas del actual gobierno israelí, hay una frase popular en ingles que dice, "You can’t understand someone until you’ve walked a mile in their shoes.” (No critiques a otros hasta que no camines una milla en sus zapatos"). Lo que se ve aquí no se ve desde la comodidad de los Estados Unidos a miles de kilómetros de distancia. Ven a Israel, pasa aquí unos cuantos meses y tendrás todo el derecho de aprobar o desaprobar las políticas del gobierno de Israel, cuyo objetivo principal es la seguridad de su población.

_______________________________________

Decadencia y caída de Europa

Mi Enfoque #722, por David Mandel, 5 de setiembre, 2019

Estamos viviendo momentos históricos. La civilización europea que, después de la caída del imperio romano en el Siglo 5 de esta era, renació con el justamente llamado “Renacimiento” (Siglos 14 y 15), está llegando a su fin en el Siglo 21.

El eminente historiador del Islam, Bernard Lewis, declaro que Europa, en no más de dos o tres generaciones (es decir hasta la última década de este siglo), será islámica. En una conversación personal que tuve con él hace algunos años me dijo “Europa está perdida”.

El periodista Giulio Meotti, en un artículo reciente, cita estadísticas que son evidencia de que el Islam, que en el pasado fracasó en sus intentos de conquistar Europa mediante las armas, en esta ocasión logrará sus objetivo gracias a la inmigración descontrolada. Meotti informa lo siguiente:

· En Bruselas, la capital de la Unión Europea, el 15% de los niños atienden clases de religion católicos, el 4% va a clases de religion protestante, el 13% toma clases de etica secular, y el 51% atiende clases de religion islamica.

· Marsella, la segunda ciudad de Francia, es 25% musulmana. Rotterdam, la segunda ciudad de Holanda, es 20% musulmana. Birmingham, la segunda ciudad de Bretaña, es 27% musulmana. 150,000 de los 400,000 habitantes de Lyon son musulmanes.

· En el año 2050 se calcula que musulmanes serán el 18% en Francia, el 17% en Gran Bretaña, el 15% en Holanda, el 18% en Bélgica, el 14% en Italia, el 20% en Alemania, el 20% en Austria, el 30% en Suecia.

Aparte de la inmigración descontrolada, otro factor es la diferencia entre el índice de fertilidad de los europeos (que es 1.6 niños por mujer cuando se necesita 2.1 para mantener estable el número de la población) y el de los inmigrantes musulmanes que tienen más niños debido a que se casan más jóvenes, y son más religiosos.

El Islam de hoy no es la adelantada civilización musulmana del califato de Bagdad en los siglos 8 y 9, o del califato de Córdoba en los siglos 10 y 11. Los inmigrantes musulmanes que han llegado a Europa no se distinguen por su cultura, ni por su tolerancia. Son, muchos de ellos, fanáticos religiosos, antisemitas e intolerantes y despreciativos de la cultura europea y de la religión cristiana.

_______________________________________


Origen y realidad de los Marranos

Mi Enfoque #722, por David Mandel, 5 de setiembre, 2019

Es creencia de muchos que los marranos son judíos que fueron forzados a convertirse a raíz del Decreto de Expulsión de España del año 1492, y que continuaron, a riesgo de sus vidas, practicando secretamente la religión de sus antecesores.

La realidad es muy distinta:

· La gran mayoría de los judíos que se convirtieron lo hicieron no en el año 1492 sino durante el curso de los cien años anteriores. Cuando los Reyes Católicos dieron el decreto, solo quedaban 100,000 judíos en España. 200,000 se habian convertido durante los previos 100 años.

· La gran mayoría de ellos no se convirtieron forzados sino que lo hicieron voluntariamente.

· La Inquisición Española 1478 a 1834 quemó en los Autos de Fe entre 3,000 a 5,000 reos, no todos ellos acusados de judaizantes, pero en todo caso un porcentaje muy pequeño de los descendientes de los cientos de miles de cristianos descendientes de judíos. (Es interesante anotar que durante esos siglos cerca de 40,000 personas fueron matadas en otros países europeos, pero no en España, acusados de ser brujas y brujos). La gran mayoría de los descendientes de los conversos, principalmente de los conversos voluntarios, fueron católicos sinceros y practicantes.

Los primeros judíos llegaron a la península ibérica después de la destrucción del Segundo Templo en el siglo 1. Allí, a veces bajo el gobierno de reinos católicos o musulmanes, básicamente prosperaron (aunque de vez en cuando fueron víctimas de persecuciones y conversiones forzosas) y llegaron a ser la comunidad judía más grande del mundo, dirigida por eruditos rabinos y protegida por los reyes de los desmanes del pueblo.

En el año 1379 se produjo dentro de la comunidad judía un incidente que contribuyó a la gran masacre del año 1391. El tesorero del rey Juan I de Castilla era un judío llamado Jose Pichón, a quien los judíos culpaban del impuesto de 20,000 doblones que Enrique II, el rey anterior, había impuesto a los judíos de Toledo. Una delegación de varias comunidades denuncio al rey que Pichón era un informador y un traidor que, de acuerdo a la religión judía, merecía la pena de muerte. El rey firmo la orden, y el 21 de agosto de 1379, Don Salomon, Don Isaac y Fernán Martin, el verdugo real, fueron a la casa de Pichón. Este les abrió la puerta, y Fernán, sin decirle palabra, lo degolló.

El rey monto en cólera por haber sido convencido de hacer matar a un fiel servidor, y condenó a muerte a Salomon, Isaac y al rabino de Burgos que era parte de la conspiración contra Pichón. A Fernán le perdonó la vida pero le corto la mano derecha. También dio instrucciones a las Cortes para que anulasen el derecho de las comunidades judías a decidir casos criminales. Este incidente causó gran odio en el populacho, que explosiono en el año 1391 con pogromos azuzados por el clérigo Ferrand Martinez, confesor de la reina Leonor. El 6 de junio de 1391 la turba ataco la judería en Sevilla y mato 4,000 judíos. Decenas de miles aceptaron convertirse para evitar ser matados. Lo mismo sucedió en muchas otras ciudades de España.

Siglos antes, había pasado algo similar cuando los Cruzados masacraron comunidades enteras de judíos en Alemania, pero, a diferencia de los judíos españoles, prefirieron morir como mártires que convertirse al cristianismo.

Entre los convertidos estaba el rabino de Burgos, Salomon ha-Levi de la Cavalleria, un erudito estudioso del Talmud perteneciente a la más importante y rica familia de la ciudad. Se bautizó el 21 de julio de 1391, y asumió el nombre de Pablo de Santa Maria. Sus hermanos e hijos también fueron bautizados. Su esposa Juana fue la única que permaneció leal al judaísmo, pero cuando falleció, en el año 1420, su esposo la sepultó en la iglesia de San Pablo que él había construido.

Pablo de Santa Maria, después de su conversión, fue uno de los principales perseguidores de judíos, escribiendo edictos que despojaban a los judíos de sus derechos y les impedía ganarse la vida, dejándoles la alternativa de morir de hambre o convertirse.

Durante las décadas siguientes los judíos sobrevivientes compararon su situación miserable con el progreso y prosperidad de los judíos que se habían convertido, y muchos de ellos se convirtieron voluntariamente. Se calcula que en 1492 había 200,000 conversos y 100,000 judíos en España, (hay historiadores que creen que la población judía en 1492 era 160,000 personas). A principios del siglo 16 la población de España incluía 300,000 “nuevos cristianos” como se les llamo a los conversos, casi un 5% de la población total.

El Edicto de Expulsión de los Judíos fue emitido a instancias de Tomas de Torquemada, descendiente de conversos, y primer Inquisidor General.

La primera generación de conversos abandono el judaísmo por miedo a ser matados, y/o para mejorar su situación social económica. La segunda y tercera generación, y las subsiguientes, educadas en los dogmas cristianos, ya no tenían vínculos con la religión judía, excepto en algunos pocos casos.

Su progreso e importancia en todos los ramos de la sociedad española, incluyendo la Iglesia, causaron celos y envidia, los cuales, a su vez, provocaron los edictos de “limpieza de sangre”, por la cual se diferenciaba entre cristianos viejos y cristianos nuevos, a quienes en el curso de las siguientes décadas se les impuso diversas limitaciones, como, por ejemplo, emigrar al continente americano.

La gran mayoria de los conversos, a pesar de la discriminacion, eran católicos sinceros, y tuvieron gran participación en la vida religiosa e intelectual de España. Entre ellos estan los santos Teresa de Avila y Juan de Dios; el jesuita Diego Lainez; el autor de “La Celestina” Fernando de Rojas; el autor de “German de Alfarache”, Mateo Aleman; el mas famoso jurista del siglo 16, Francisco de Vitoria; y el dominicano, Bartolome de Las Casas, historiador y defensor de los indios americanos.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Comentarios   

0 # JAIME PUERTAS 09-09-2019 07:05
DIOS BENDIGA AL VIDENTE DE TURNO EN ISRAEL: "DAVID MANDEL" -
A MI JUICIO, ES EL MEJOR ANALISTA JUDÍO DEL SIGLO 21.
QUE DIOS LE DE LAAARGA VIDA, LLENA DE SALUD, ALEGRÍA, PAZ Y PROSPERIDAD..!

VALE LA PENA, LEER SUS ESCRITOS, PORQUE EL SABE LO QUE DICE..!
Responder
0 # JAIME PUERTAS 07-09-2019 00:46
RECORDEMOS QUE EL MESÍAS DIJO:
"YO VENGO EN NOMBRE DE MIPADRES Y NO ME RECIBEN; SI OTRO VINIERE EN SU PROPIO NOMBRE: A ESE RECIBIRÁN"

TODO SE CUMPLIÓ Y SE CUMPLIRÁ...
¿Sabes porque?
R.- EL MISÍAS DIJO: "EL CIEJO Y LA TIERRA PASARÁN, MAS MIS PALABRAS NO PASARÁN"
Responder

Panes calientes

Campamento

Informativo

Guia Dominical

Traductor

esenfrdeitptru

Sigamos al Mesías..!

Ciencia y Tecnologia

Nuestros Niños

Los ojos del alma

Colaboradores

Radio Luz 102,1 FM