Testimonio de nuestra hermana Milva Vásquez desde Barquisimeto

Valora este artículo
(0 votos)

Mi nombre es Milva Vasquez, me congrego en la misión Barquisimeto 1, mis pastores Máximo y Claudia de Hernández, a través de estas líneas puedo contar el poderoso testimonio que Dios en su infinita misericordia hizo en mi vida luego de un accidente de tránsito junto a mi esposo.. Todo sucedió el día 11 de enero del año 2013, cuando me trasladaba junto a mi esposo en una moto, tuvimos un accidente y permanecí por más de 10 días en la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Pastor Oropeza) de la Ciudad de Barquisimeto, donde los médicos no me daban esperanzas de vida, decían que estaba muy grave y que solo un milagro me salvaría.

Transcurrieron 12 días cuando desperté, para los doctores fue una sorpresa, debido a que los doctores ya no esperaban que yo despertara, incluso ese día me trasladaban a una clínica para realizarme unos exámenes de emergencia y saber cuál era el motivo por el cual no despertaba; luego de despertar no podía hablar ni recordaba nada de lo sucedido, no entendía porque estaba en el hospital, y a los días comencé a preguntar por mi familia y el porqué de una herida que tenía en la cabeza y en la garganta, ya que me habían realizado una traqueteomía, además presentaba fractura craneoencefálica, a los días me dieron de alta y me sentía deprimida y lloraba mucho, no entendía nada , presentaba mareos y dolor de cabeza y no recordaba nada del accidente y al hablar me daba mucho cansancio, casi no podía dormir porque tenía mucho dolor en el cuerpo y en las piernas era más profundo, luego de una semana de volvieron a hospitalizar por una trombosis en la pierna derecha (trombosis venosa), en esta oportunidad duré 10 días hospitalizada, todos los días me inyectaban y era un tratamiento delicado, estaba más consciente de las cosas, sin embargo lloraba y me desesperada, seguía preguntando el porqué de las cosas, comencé a pedirle a Dios, clamé a Él que me ayudará y me sanará, y poco a poco comencé a entender las coas, a recuperarme del dolor en la pierna.

Mejoré del dolor de la pierna y me dieron de alta nuevamente, sin embargo algunos médicos no estaban de acuerdo debido a la dificultad que tenía para respirar, la cual se acrecentaba cada día; en varias oportunidades me llevaban al médico, me hacían exámenes y tratamientos, pero todo seguía igual, me encontraba más desesperada que nunca  me volvieron a hospitalizar en la UCI, esta vez los médicos le dijeron a mi familia que me quedaban segundos de vida y que sólo Dios podía hacer el milagro, y al ingresar a la UCI ya mi rostro no tenía color, estaba muy pálida en inconsciente, me realizaron otra traqueotomía por la dificultad para respira; así duré varios días grave, y los médicos deciden operarme de un tumor que tenía hacía ya tiempo en la matriz, Salí bien pero continuaba en la UCI por lo de la respiración y deciden operarme de la tráquea porque allí encontraron la falla de la respiración, luego de suspendida la operación me la realizaron con éxito y me dejaron nuevamente en la Unidad de Cuidados Intensivos para la recuperación.

Todo este proceso duro 4 meses y hoy Puedo decir que Cristo hizo el milagro completo en mi vida, Hoy estoy totalmente recuperada y toda la Gloria y la Honra sea para el Señor Jesucristo…

Fecha de publicación: 29 de enero de 2014

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Panes calientes

Campamento

Informativo

Guia Dominical

Traductor

esenfrdeitptru

Sigamos al Mesías..!

Ciencia y Tecnologia

Nuestros Niños

Los ojos del alma

Colaboradores

Radio Luz 102,1 FM