Los sistemas de calefacción suponen buena parte de nuestra factura energética. Por eso, muchas investigaciones en arquitectura bioclimática se encaminan a buscar nuevas formas de mejorar los sistemas de aislamiento de los hogares, de forma que se ahorre tanto en calentarlos como en enfriarlos. Ahora, científicos de la Universidad Politécnica de Madrid han dado un paso más y han patentado unos paneles de yeso capaces de almacenar energía térmica.


Estos paneles se pueden incorporar en las paredes de los edificios y permitirán reducir hasta un 40 por ciento en el consumo energético del mismo. Las placas incorporan materiales de cambio de fase o PCMs, capaces de almacenar o liberar energía térmica. Este nuevo elemento constructivo es capaz de almacenar, en 1,5 cm de espesor, cinco veces la energía térmica de un panel de yeso convencional con el mismo espesor. Así, logra mantener la temperatura entre 20 y 30 grados sin necesidad de sistemas de climatización.

Durante el día, el calor procedente del sol, de los electrodomésticos o de los mismos usuarios de la vivienda hace que los materiales se licuen, evitando también que el local se sobrecaliente. Por la noche, cuando la temperatura baja, los materiales se solidifican y liberan la energía acumulada en el ambiente. Los científicos eligieron el yeso como material principal ya que es un elemento muy disponible, de bajo coste, y muy utilizado en construcción.

Publicado en Ciencia y Tecnología

El calor extremo puede enfermarlo, pues su cuerpo no tiene forma de compensarlo y enfriarse adecuadamente. La exposición al calor incluso puede causarle la muerte: 8,015 personas murieron por esta causa en Estados Unidos entre 1979 y el 2003.

Los factores principales que afectan la capacidad del cuerpo para enfriarse cuando hace mucho calor son:

  • Humedad elevada. Cuando la humedad es muy alta, la transpiración no se evapora rápidamente, lo que evita que el cuerpo libere el calor con la rapidez necesaria.
  • Factores personales. La edad, la obesidad, la fiebre, la deshidratación, las enfermedades cardiacas, las enfermedades mentales, la mala circulación, las quemaduras de sol, el uso de medicamentos recetados y el consumo de alcohol pueden afectar de manera importante cuando una persona tiene que enfriar su cuerpo bajo condiciones muy calurosas.

 

Aquí encontrará información sobre quiénes tienen mayor riesgo de padecer enfermedades relacionadas con el calor y qué medidas preventivas pueden tomar para evitar las enfermedades o la muerte:

  • Los ancianos, los niños muy pequeños y las personas con enfermedades crónicas o mentales son las más susceptibles.
  • Pero incluso las personas sanas y jóvenes pueden enfermarse a causa del calor si realizan actividades extenuantes cuando la temperatura es muy elevada.
  • El aire acondicionado constituye el mejor factor de protección contra las enfermedades y muertes relacionadas con el calor. Si una casa no tiene aire acondicionado, se puede reducir el riesgo de sucumbir a una enfermedad por calor pasando más tiempo en establecimientos públicos con aire acondicionado.

Puede tomar las siguientes medidas para prevenir las enfermedades, las lesiones y la muerte relacionadas con el calor:

  • Permanezca en ambientes interiores frescos.
  • Beba líquidos en abundancia.
  • Reponga las sales y minerales perdidos con el sudor.
  • Use ropa adecuada y protector solar.
  • Planifique cuidadosamente las actividades al aire libre.
  • No se apresure.
  • Acuerde un sistema de cuidado mutuo con sus amigos.
  • Vigile a las personas más vulnerables.
  • Adáptese a las condiciones ambientales.
  • No deje a los niños dentro de los automóviles.
  • Utilice el sentido común

Fuente: www.cdc.gov

Publicado en Salud

Panes calientes

Campamento

Informativo

Guia Dominical

Traductor

esenfrdeitptru

Sigamos al Mesías..!

Ciencia y Tecnologia

Nuestros Niños

Los ojos del alma

Colaboradores

Radio Luz 102,1 FM