Muchos profesionales en Restaurantes y Cafeterías están utilizando o consumen el limón entero y nada se desperdicia.

¿Cómo se puede usar el limón entero sin desperdicio?

Sencillo... colocar el limón "muy bien lavado", en el congelador de su refrigerador. Una vez que el limón se congela, procesar ó rallar todo el limón (sin necesidad de pelarlo) y espolvorearlo en la parte superior de sus alimentos.

Espolvorear en sus ensaladas, helados, sopas, fideos, salsa de espaguetti, arroz, sushi, platos de pescado. Todos los alimentos inesperadamente  tendrán un sabor maravilloso, algo que usted nunca probó antes.

¿Cuál es la gran ventaja de usar el limón entero que no sea la prevención y el darle  nuevos sabores a sus platos?

Bueno, las cáscaras de limón contienen 5 a 10 veces más vitaminas que el jugo de limón en sí. Y sí, eso es lo que he estado perdiendo. Pero a partir de ahora, congelar el limón entero, a continuación, rallarlo sobre sus alimentos y bebidas y consumirá todos los nutrientes y ser más saludable.

También la cáscara de limón es rejuvenecedora de la salud en la erradicación de elementos tóxicos en el cuerpo.

¡Más vale tarde que nunca!

¡Los beneficios sorprendentes!

Limón (Citrus) es un producto milagroso para matar las células cancerosas. Es 10.000 veces más potente que la quimioterapia.

¿Por qué no sé nada de eso? Debido a que hay laboratorios interesados en hacer una versión sintética que les traerá grandes beneficios sólo a ellos. ¿Cuántas personas mueren mientras este secreto celosamente guardado se mantiene, a fin de no poner en peligro los multimillonarios beneficios de las grandes corporaciones? Como usted sabe, el árbol de limón es conocido por sus variedades de limones y limas. Se puede comer la fruta de distintas maneras: se puede comer la pulpa, jugo de prensa, preparar bebidas, sorbetes, dulces, etc... Se acredita con muchas virtudes, pero lo más interesante es el efecto que produce sobre los quistes y tumores. Esta planta es un remedio probado contra el cáncer de todo tipo. Algunos dicen que es muy útil en todas las variantes de cáncer. Se considera también como un espectro antimicrobiano contra las infecciones bacterianas y hongos, eficaces contra los parásitos internos, regula la presión arterial y combate  los trastornos nerviosos.

La fuente de esta información es fascinante: se trata de uno de los mayores fabricantes de drogas en el mundo, dice que después de más de 20 pruebas de laboratorio desde 1970, los extractos revelaron que destruye las células malignas en 12 tipos de cáncer, como el de colon, de mama, próstata, pulmón y páncreas... Los compuestos de este árbol demostraron que es10.000 veces mejor que el producto Adriamycin fármaco quimioterapéutico normalmente utilizado en el mundo para frenar el crecimiento de células cancerosas. Y lo que es aún más asombroso: este tipo de terapia con extracto de limón, sólo destruye las células malignas del cáncer y no afecta a las células sanas.

Favor compartir esta información.

Publicado en Salud

El uso de aceite recalentado en las comidas puede causar gastritis y cáncer, así lo manifestó la nutricionista, Slovenia Ulloa, debido a que el consumo de estos alimentos aceleran el proceso de coagulación de la sangre.

Consumir carnes o verduras con aceite recalentado puede provocar la aparición de moléculas tóxicas para nuestro cuerpo, que son consideradas potenciales agentes de cáncer, advirtió la nutricionista del Hospital de la Solidaridad.

Ulloa criticó a los locales de comida rápida. “Por disminuir costos, emplean aceites de muy mala calidad y que resultan dañinos para la salud de quienes ingieren esas preparaciones, lo que se invoca es a supervisar a todo tipo de centro ya sea pequeño o grande, conocido o no”, subrayó.

La nutricionista, también, expresó que otras enfermedades que puede producir el uso de aceite son la gastritis y problemas cardíacos, porque “este tipo de aceite produce ácidos grasos trans y aceleran el proceso de coagulación de la sangre”, finalizó.

Publicado en Salud

“Fumar es un placer genial, sensual…” dice el famoso tango de Carlos Gardel. Pero lo que en aquel momento no se sabía, es que fumar ¡también es mortal! En este mes de noviembre, en el que se pone énfasis en la concientización sobre el cáncer del pulmón, lo mejor que puedes hacer por tu salud, es decirle NO, una vez y por todas, al hábito de fumar.

La Asociación Americana del Cáncer  (American Cancer Society) lo afirma categóricamente: fumar es el factor de riesgo más importante del cáncer del pulmón, el segundo cáncer más común que afecta tanto a los hombres (después del cáncer de próstata), como a las mujeres (después del cáncer del seno), y es el responsable de aproximadamente un 14% de todos los casos nuevos de cáncer que se reportan anualmente en los Estados Unidos.

A nivel global, el cáncer del pulmón ha sido el cáncer más común durante décadas. En el 2008, se reportaron 1.61 millones de casos nuevos (lo que equivale a un 12.7% de todos los casos nuevos de cáncer).  Fue también en ese año la causa más importante de muerte a nivel internacional, con 1.38 millones de muertes, la mayoría de las cuales (un 55%) ocurrieron en países en desarrollo.  Y la tendencia, a no ser que drásticamente se reduzca el número de fumadores, es que el cáncer del pulmón irá en aumento.

Se considera que la disponibilidad de los cigarrillos es precisamente la que ha propulsado la incidencia del cáncer del pulmón. A principios del siglo pasado, el cáncer de pulmón no cobraba tantas víctimas como ahora. Las cifras de personas afectadas fueron en aumento cuando comenzaron a venderse los cigarrillos empaquetados, cada vez más accesibles en el mercado. Y aún ahora, cuando cada cajetilla lleva impreso el aviso del peligro de fumar, millones siguen haciéndolo, a pesar de los estragos para la salud.

Revisa los puntos siguientes y verás que vale la pena apagar el cigarrillo:

  • Se estima que aproximadamente el 80% de las muertes por cáncer del pulmón se deben al hábito de fumar
  • Es poco probable que una persona que no haya fumado desarrolle cáncer de pulmón microcítico (o cáncer de pulmón de células pequeñas)
  • El riesgo de cáncer del pulmón entre los fumadores es muchas veces mayor que entre los no fumadores.
  • El riesgo aumenta mientras más tiempo se fume y más paquetes de cigarrillos se consuman al día.
  • Y no creas que los puros (tabacos, habanos) o pipas son menos peligrosos. Tanto unos como otras tienen casi la misma probabilidad de causar cáncer que los cigarrillos.
  • Tampoco te protege fumar cigarrillos “light”, con bajo contenido de alquitrán (el riesgo de desarrollar cáncer es prácticamente el mismo que con los cigarrillos regulares), y los mentolados, probablemente te hagan inhalar más profundamente.

Las ventajas de dejar de fumar a tiempo

  • La principal, es evitar que se desarrolle el cáncer. Si dejas de fumar antes de que este surja, el tejido de tus pulmones comenzará a repararse por sí solo.
  • Independientemente del tiempo que hayas estado fumando, tu riesgo empieza a disminuir cuando dejas de fumar:

Si dejas de fumar a los 30: reduces tus probabilidades de morir prematuramente por enfermedades relacionadas a fumar en más de un 90%

Si dejas de fumar a los 50: el riesgo de muerte prematura se reduce en un 50%.

Incluso los que dejan de fumar a los 60viven más y mejor que los que continúan fumando.

Recuerda: mientras más tiempo permanezcas sin fumar, menos riesgo tendrás de desarrollar cáncer del pulmón. Para los que dejan el cigarrillo cuando ya tienen cáncer, dejar de fumar reduce el riesgo de recurrencia y de la formación de un segundo cáncer.

Cada día de vida es un regalo maravilloso. ¿Por qué acortarla innecesariamente por un hábito destructivo? Evita ser una víctima más del cáncer de pulmón y apaga definitivamente ese cigarrillo que no te conviene.

Publicado en Salud

Ya los estudios han demostrado que el consumo de alcohol está relacionado con varios tipos de cáncer, pero hasta el momento no se sabía cómo. Pues bien, una investigación reciente ha detectado precisamente la forma en que el alcohol podría aumentar el riesgo de desarrollar esta enfermedad. Para estar bien informada(o), y para recibir consejos saludables para evitar el cáncer, sigue leyendo.

Con seguridad que ya has leído o escuchado, a través de vidaysalud.com y otros medios de información, que el consumo del alcohol aumenta el riesgo de desarrollar distintas enfermedades, entre ellas muchos tipos de cáncer. El alcohol es uno de los factores de riesgo para el desarrollo de algunos tipos de cáncer como el de mama, boca, laringe y faringe, y esófago, así como el cáncer del hígado, de los ovarios, del estómago y el cáncer colorrectal. Ahora, un grupo de investigadores de la Universidad de Minnesota en Minneapolis, Estados Unidos, ha encontrado el dato que podría explicar por qué sucede.

Según el hallazgo, presentado en la reunión anual de la Sociedad Química Americana, que este año se desarrolló a principios de septiembre en Filadelfia, cuando el cuerpo metaboliza (o descompone) el alcohol, se forma una sustancia llamada acetaldehído, que tiene una composición química similar a la del formaldehído, que es un conocido carcinógeno que puede dañar el ADN.

¿Cómo llegaron a esas conclusiones? Pues los investigadores les dieron dosis crecientes de vodka una vez a la semana a diez voluntarios, durante tres semanas. Y encontraron que los niveles de aductos de ADN (que son formas de ADN que resultan de una exposición a sustancias carcinogénicas), aumentaron hasta cien veces en las células orales (de la boca) de los participantes, horas después de cada dosis, aunque los niveles bajaron luego de 24 horas.

Los investigadores explicaron que la mayoría de las personas que beben socialmente no desarrollan cáncer porque tienen una enzima llamada alcohol deshidrogenasa, que convierte al acetaldehído en una sustancia llamada acetato, que no hace daño.

El problema es que algunas personas no pueden convertir el acetaldehído en acetato porque tienen una variante del gen del alcohol deshidrogenasa y, por eso, tienen más probabilidades de desarrollar cáncer del esófago por beber alcohol.

Por ejemplo, detallaron que alrededor del 30 por ciento de las personas de ascendencia asiática tienen esta variante y que los americanos nativos y los nativos de Alaska también tienen una deficiencia en la producción de esta enzima.

Como estas conclusiones fueron presentadas en un congreso, deben ser consideradas como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales. Mientras tanto, recuerda que hay distintos hábitos saludables que pueden ayudarte a disminuir el riesgo de desarrollar cáncer. Toma nota:

Haz ejercicio regularmente

  • Mantén un peso saludable.
  • Lleva una dieta sana, a base de frutas y verduras.
  • Reduce el consumo de carnes rojas y evita quemarlas al cocinarlas. 
  • Evita el tabaco en todas sus formas (cigarrillos, habanos o puros, tabaco de mascar).

Por último, si te gusta beber ocasionalmente, en reuniones sociales o cuando sales con amigos, recuerda que la clave es tomar con moderación, es decir: máximo, dos copas o tragos al día si eres un hombre de 65 años o menor y una copa o trago al día si eres una mujer o si eres un hombre de 66 años o más. Ten en cuenta que una copa o un trago equivale a 12 onzas o 35 mililitros de cerveza, 5 onzas o 148 mililitros de vino o 1,5 onzas o 44 mililitros de bebida destilada.

Aunque hay estudios que apoyan el consumo moderado de alcohol (y específicamente las ventajas del vino tinto sobre la salud, sobre todo la del corazón), el exceso del alcohol puede convertirse en una enfermedad y puede causar varios problemas de salud, algunos graves como pancreatitis, cáncer del hígado y cirrosis, que hasta pueden poner en riesgo la vida. Si tomas bebidas alcohólicas, hazlo con moderación poniendo en primer lugar tu salud para que puedas brindar durante muchos años con tu familia y tus amigos.

Imágen © iStockphoto.com / Alexey Lysenko

Publicado en Salud

Existe un selecto conjunto de carnes, frutas y verduras que atrae la atención de la comunidad científica. ¿La razón? Su poder anticáncer. Los compuestos de estos diez alimentos han demostrado su capacidad para prevenir, e incluso frenar, ciertos cánceres como el mamario, el prostático o estomacal. Obligado incluirlos en tu alimentación de forma natural -olvida los suplementos- para que tu cuerpo aproveche su capacidad protectora en una dieta equilibrada.

1. Té Verde

La próxima vez que bebas una taza de té verde, recuerda que esta infusión podría ayudarte a cerrarle la puerta al cáncer. Esto se debe a su contenido de polifenoles, que cumplen una misión antioxidante: protegen las células del daño de los radicales libres.

A decir del National Cancer Institute de los Estados Unidos, dichas sustancias también podrían inhibir la proliferación de células cancerígenas en piel, pulmón, cavidad oral, esófago, estómago, intestino delgado, colon, hígado, páncreas y mama. La mayoría de los estudios se han realizado en animales.
Tips: Para aprovechar totalmente sus propiedades, es recomendable que el agua esté a 95 grados (no debe hervir), infusionarlo de dos a tres minutos y retirar la bolsita o las hojas.

2. Jitomate

Su color rojo se debe al licopeno, una sustancia con gran potencial antioxidante que además puede prevenir el cáncer de próstata, ovario, estómago y páncreas. Ese compuesto regula el ciclo celular impidiendo la proliferación de células malignas.

Un estudio realizado por científicos de la Universidad de Harvard, indica que el consumo de licopeno reduce en 45% las posibilidades de desarrollar cáncer de próstata.

La investigación se realizó en una población base de 48 mil hombres, que consumieron al menos diez raciones semanales de jitomate.

Para cáncer de mama no hay resultados contundentes, no así para carcinoma de ovario. En este caso, hay investigaciones que muestran que una dieta rica en carotenoides, incluyendo licopeno, parece ayudar a prevenirlo, especialmente, en las mujeres jóvenes.

Tips:Los nutriólogos señalan que 200 gramos de jitomate al día cubren 80% de las necesidades diarias de vitamina C.

3. Vino tinto

Ya lo sabías, pero nosotros te lo recordamos, porque además es una deliciosa costumbre. El National Cancer Institute, de los Estados Unidos, afirma que esta bebida tiene propiedades anticancerígenas y antioxidantes derivadas de su alto contenido de polifenoles. Dichas sustancias son fitoquímicos naturales que provienen de la piel y las semillas de la uva, siendo el resveratrol el principal antagonista del cáncer.

También se ha visto que puede reducir la activación de una proteína que interviene en el desarrollo de células cancerosas y en su proliferación en el organismo. La investigación sobre sus efectos sobre cáncer de piel, la leucemia, el de mama y próstata, continúan.

Tip: Se recomienda beber una copa de vino tinto al día. No se vale juntarlas el fin de semana.

4. Tofu

Primero se dijo que los derivados de la soya como el tofu- ayudaban a prevenir el cáncer de mama. Luego, surgieron voces en contra. Ahora, investigadores del Vanderbilt-Ingram Cáncer Center, en Nashville, Tennessee, advierten que sí reduce la reincidencia y el riesgo muerte. Sus propiedades anticancerígenas se deben a las isoflavonas, una especie de fitoestrógeno que reduce la disponibilidad de estrógeno, lo que puede resultar útil para tratar cánceres hormonodependientes, como el de mama.

Tip: 11 gr de soya son 1/4 taza de tofu

5. Nuez

Este fruto aporta al organismo un complejo coctel de nutrientes que, según investigadores de la Escuela de Medicina de la Unlversidad de Marshall, en los Estados Unidos, reduce el riesgo de cáncer de mama. Tiene ácidos grasos omega 3, fitosteroles y antioxidantes que, al menos en experimentos con ratones, detuvieron el desarrollo de ese cáncer.

Los resultados fueron sorprendentes: los que comieron nueces, tardaron el doble de tiempo en desarrollar tumores en comparación con el grupo de control. Como sucede con otros alimentos, hace falta investigación en humanos.

Tip:Los nutriólogos recomiendan ingerir tres nueces por día, pero antes asegúrate de no ser alérgica. Recuerda, las nueces son ricas en ácidos grasos omega 3, vitaminas del grupo B y ácido fólico.

6. Pescado Azul

En este grupo se incluye atún, arenque, salmón, sardina, anguila, pez espada, trucha marina y cazón, especies que se caracterizan por su contenido de ácidos grasos omega 3, además de calcio, hierro, vitaminas A, B1, D, E y zinc. Dichos ácidos grasos ayudan a controlar la presión arterial, disminuyen el colesterol en la sangre y tienen un efecto preventivo contra el cáncer de colon, próstata y mama.

Tip:Come dos o más porciones de pescado fresco a la semana.

7. Fresas, frambuesas y otras bayas

Las frutas consentidas de postres y bebidas tienen lo suyo. El profesor Gary Stoner, de la Ohio State University, en Columbus, probó el efecto de frambuesas negras y rojas, arándanos, fresas, bayas de noni, bayas açai y wolfberries, en la evolución del cáncer de esófago en ratas. Los animales fueron inoculados con una sustancia cancerígena y segmentados en dos grupos: uno llevó una dieta convencional y el otro recibió un 5% de bayas deshidratadas. Casi todas las ratas que recibieron una dieta normal desarrollaron tumores, que afectaron solamente a dos tercios de los roedores alimentados con bayas. Además, las ratas que comieron bayas tuvieron menos concentraciones de interleucina-5 y 8, proteínas implicadas en el cáncer de esófago. Los investigadores lo atribuyen al elevado contenido de carotenoides y vitamina C de las bayas, así como al de fibras como la celulosa, la lignina y la pectina, que han demostrado propiedades contra el cáncer. Las investigaciones son incipientes y no se ha demostrado el efecto en humanos.

Tip:Las frutas del bosque no sólo ayudan a combatir el cáncer: también contribuyen a regular el tránsito intestinal. 100 gr de fresas contienen 1.68 gr de fibra; 100 gr de frambuesas, 4.68 gr de fibra.

8. Ajo

Aunque el ajo ha sido utilizado como antiséptico y bactericida, diversos estudios sugieren que reduce el riesgo de desarrollar cáncer de estómago, colon, esófago, páncreas y mama. Tiene un alto contenido de azufre, arginina, oligosacáridos, flavonoides y selenio que, en conjunto, reducen la proliferación de las células malignas y mejoran la reparación del ADN.

El Instituto Nacional del Cáncer, en los Estados Unidos, no recomienda los suplementos de ajo, pero reconoce su potencial para prevenir el cáncer. ¿Qué cantidad tomar? Nadie lo sabe, pues no se ha podido determinar la dosis exacta para cada tipo de cáncer y persona. Pese a ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja a los adultos ingerir una dosis diaria de 2 a 5 gr de ajo fresco (una porción es similar al tamaño de un clavo de olor).

Tip:Cómelo crudo, pues la cocción favorece la pérdida de sus propiedades.

9. Brócoli

Su fama como alimento anticáncer se debe a un componente químico llamado sulforafano, que se presume puede eliminar de manera selectiva las células cancerosas. A decir de científicos de la Universidad de Oregon, esa sustancia parece inhibir la actividad de ciertas enzimas involucradas en el desarrollo del cáncer.

Para comprobar la investigación publicada en la revista Molecular Nutrition and Food Research Journal, suministró una dieta rica en sulforafano a ratones con tumores de próstata. Descubrió que el compuesto impedía el desarrollo de nuevas células cancerosas, sin dañar las células sanas. Las investigaciones ahora se centran en comprobar la inocuidad de altas concentraciones de sulforafano para la salud humana y exploran su utilidad en cáncer de pulmón, colon y mama.

Tip:Prefiere el brócoli semicocido o crudo. Hervirlo demasiado destruye su poder antioxidante.

10. Aguacate

Esta fruta originaria de América es un poderoso antioxidante que puede frenar el cáncer de próstata, por lo menos, es lo que asegura David Heber, director del Centro de Nutrición Humana de la Universidad de California (UCLA), quien tras estudiar a un grupo de hombres con cáncer de próstata de una comunidad rural china, hizo interesantes hallazgos: descubrió que la luteína del aguacate disminuye hasta en un 25% el crecimiento de células malignas en ese tipo de cáncer, y si se combina con el licopeno de los tomates, el efecto aumenta a 32%.

Hay que señalar que la luteína se encuentra en vegetales verdes como el apio, la espinaca y el perejil, pero la mayor concentración de este antioxidante se encuentra en el aguacate.

Una porción de 100 gr (1/4 de aguacate aprox.) aporta 85 mg de vitamina A, 3 mg de vitamina E, 14 mg de vitamina C y sólo 135 calorías.

 

Publicado en Salud

El humo generado por la combustión del diesel puede provocar cáncer en seres humanos, según revelaron expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

"El grupo de trabajo (especializado) halló que la combustión del diesel es una causa de cáncer de pulmón y también notó una asociación positiva con un mayor riesgo de cáncer de vejiga", indicó el IARC en un comunicado.

Los expertos de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) reclasificaron a estos gases del grupo 2A (probables cancerígenos) al grupo 1 (sustancias que tiene relación concreta con el cáncer).

Tras una semana de discusión del panel, la decisión fue unánime y basada en evidencia "contundente".

El anuncio generó temores entre los fabricantes de autos y camiones que utilizan este combustible.

Publicado en Salud

Es alarmante la gran cantidad de hombres que reciben a diario un diagnóstico de cáncer.  Y es muy triste enterarse que los estudios y las estadísticas demuestran que el cáncer les causa la muerte en mayor proporción que a las mujeres, debido a que los hombres no se hacen las pruebas ni los controles necesarios para detectar las enfermedades y prevenir las complicaciones de salud con la misma frecuencia que ellas. ¿Cuánto hace que no visitas al médico? Sigue leyendo y descubre porqué no debes tenerle temor a la bata blanca.

Esta semana Nélida no soportó más y buscó ayuda psiquiátrica para salir de la gran depresión en la que ha caído hace unos meses. Es que en poco más de un año tuvo que enfrentar la muerte de su esposo y de su hijo mayor, debido a cáncer de próstata en uno y de pulmón en el otro.  Tanto sufrimiento podría haberse evitado si ambos hubieran acudido al médico a tiempo.

Y es que los hombres tienden a no quejarse ni hacerse controles, una especie de cuestión cultural, ya que estamos acostumbrados a que los hombres son fuertes y “no lloran”, tal como te contamos en este otro artículo de vidaysalud.com, aunque esta idea ya es anticuada.

Otro factor que puede desanimar a los hombres a hacerse estudios es la falta de información, ya que en general hay muchas campañas para las mujeres, como la que advierte sobre el cáncer de mama, pero no se difunde tanta información sobre los distintos tipos de cáncer que afectan a los hombres, entre los cuales los de próstata, de pulmón, de colon y del estómago se encuentran en los primeros lugares de la lista.

Un estudio publicado a fines del año pasado en la revista American Journal of Men’s Health revela que los hombres están menos dispuestos que las mujeres a hacerse pruebas exploratorias para el cáncer, aunque ellos tienen tasas de muerte por cáncer más elevadas.

Paralelamente, el estudio también encontró que cuando los hombres reciben detalles sobre los procedimientos de exploración del cáncer, tienen un poco más de posibilidades de participar en ellos que las del sexo opuesto.

Para llegar a estos resultados, los investigadores hicieron una encuesta telefónica a casi 1.150 adultos, la mayoría de los cuales tenia de 30 a 59 años de edad y un 35 por ciento eran hombres, en las ciudades de Nueva York y Baltimore (Estados Unidos) y en San Juan, Puerto Rico.

Otro estudio publicado en una revista de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (American Association for Cancer Research) denominada Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention detalla los tipos de cáncer que muestran la mayor diferencia en la tasas de mortalidad de los hombres comparado con las mujeres. En detalle, por cada mujer que fallece de cada uno de los siguientes cánceres, mueren aproximadamente:

  • 5 hombres de cáncer de labio
  • 5 hombres de cáncer de laringe
  • 4 hombres de cáncer de hipofaringe
  • 4 hombres de cáncer de esófago
  • 3 hombres de cáncer de vejiga.

Según este mismo estudio, que consideró la base de datos SEER para 36 tipos de cáncer, teniendo en cuenta el sexo y la edad, los tipos de cáncer con mayor índice de mortalidad también mostraron más riesgo de muerte en los hombres que en las mujeres.

En detalle, por cada mujer con riesgo de morir de cáncer de pulmón y de los bronquios hay 2,31 hombres con riesgo a padecerlo; por cada mujer con riesgo de morir de cáncer de colon y recto hay 1,42 hombres; por cada mujer con riesgo de morir de cáncer del páncreas hay 1,37 hombres, el número se eleva a 1,75 hombres con riesgo de morir de leucemia por cada mujer con este riesgo, y es mayor aún, de 2,23, en el caso del cáncer del hígado y de los conductos biliares intrahepáticos.

Tanto los hombres como las mujeres pueden adoptar hábitos saludables para prevenir el cáncer, con ejercicio y una alimentación sana, entre otras cosas, y en ambos casos lo más importante es la detección temprana. Cuanto antes descubras que algo no anda bien en tu cuerpo, más posibilidades tendrás de combatirlo y de obtener mejores resultados. Es muy importante además, que estés pendiente de tus pruebas de control del cáncer (de próstata o colorrectal, por ejemplo). Tu médico de cabecera te puede guiar durante tu examen físico anual e indicártelas de acuerdo a tu edad y a tus factores de riesgo.

¿Todavía no estás convencido de la importancia de cuidarte? ¡Anímate! Un hombre valiente no es precisamente el que más dolores aguanta, sino el que hace todo lo posible por evitarlos para no sufrir y para que sus seres queridos no sufran tampoco.

Publicado en Salud

Jesucristo dijo:

"Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres"

Es valiosa esta información, igual, algunos no lo van aplicar, pero es mejor que la conozcan:

Años después de estar diciendo a la gente que la quimioterapia es la única manera de tratar y eliminar el cáncer, John Hopkins Hospital finalmente comenzó a decirnos que hay otra alternativa..

CANCER POR JOHN HOPKINS HOSPITAL
1)
Cada persona posee células cancerígenas en el cuerpo. Estas células cancerígenas no aparecen en los pruebas standard hasta que se multiplican en algunos billones. Cuando los doctores dicen a sus pacientes con cáncer que ya no encontraron células de cáncer en sus cuerpos después de tratamiento, esto significa que los exámenes no pueden detectar estas células en su tamaño detectable.

2) Las células cancerígenas aparecen entre 6 y hasta más de 10 veces en la vida de una persona.

3) Cuando el sistema inmunológico de una persona es fuerte, este destruye las células cancerígenas y previene su multiplicación y la formación de tumores.

4) Cuando una persona tiene cáncer, esto indica que tiene múltiples deficiencias nutricionales. Esto puede ser genético, ambiental, alimenticio o factores del estilo de vida.

5) Una forma de combatir la múltiple deficiencia nutricional, es cambiando la dieta e incluir suplementos alimenticios que refuercen el sistema inmunológico.

6) La quimioterapia consiste en envenenar células cancerígenas de rápido crecimiento, pero esto implica que se envenenan también células sanas de rápido crecimiento en la médula ósea, tracto intestinal, etc., y pueda causar daño a órganos como el hígado, riñones, corazón, pulmones, etc..

7) La radioterapia mientras destruye células cancerígenas, quema, deja cicatrices y daña células sanas, tejido y órganos.

8) Los tratamientos iniciales con quimioterapia y radioterapia frecuentemente reducen el tamaño de los tumores.. Sin embargo, el uso prolongado de quimioterapia y radiación resulta en no más destrucción de tumores.

9) Cuando el organismo se llena de demasiada carga tóxica proveniente de quimioterapia y radiación, el sistema inmunológico se ve comprometido o se destruye, por lo tanto la persona puede sucumbir a diferentes tipos de infecciones y complicaciones.

10) La quimioterapia y la radiación, pueden causar que las células cancerígenas muten y se vuelvan resistentes y su destrucción se dificulte. La cirugía puede también causar que las células cancerígenas se propaguen a otros sitios.

11) Una manera de combatir el cáncer, es dejar que las células cancerígenas se mueran de hambre, al no ser alimentadas con comida que necesitan para su multiplicación.


CELULAS CANCERIGENAS SE ALIMENTAN DE:

a) El Azúcar es alimentadora del cáncer. Cortando el azúcar se corta con un importante suplemento alimenticio para el cáncer. Sustitutos del azúcar como NutraSweet, Equal, Spponful, etc. están hechos con Aspartame y este es dañino. Un mejor substituto natural puede ser la miel de abeja, pero en una pequeña cantidad. La sal de mesa contiene químicos que la hacen de color blanco. Una mejor alternativa es la sal de mar.

b) La leche causa que el cuerpo produzca mucosa, especialmente en el tracto gasto-intestinal. El cáncer se

alimenta de mucosa. Cortando la leche y sustituyéndola por Leche de Soya sin azúcar, las células cancerígenas comienzan a morir de hambre.

c) Las células cancerígenas prosperan en ambientes ácidos. Una dieta basada en carne es alta en ácido, lo mejor es comer pescado y algo de pollo que comer carne de res o cerdo. La carne también contiene antibióticos, hormonas y parásitos, lo cual es muy dañino, especialmente en gente con cáncer.

d) Una dieta hecha de 80% de vegetales frescos y jugos, granola, semillas, nueces y algo de fruta, ayuda a poner el cuerpo en un ambiente alcalino. El 20% restante puede ser hecho de comida cocinada incluyendo frijoles. El jugo de vegetales frescos (jugo de zanahoria obtenido con un extractor, fortalece el sistema inmunológico) provee enzimas vivas que son rápidamente absorbidas y pueden alcanzar niveles celulares en 15 minutos que nutren y aumentan el crecimiento de células sanas. Para obtener enzimas vivas que construyan células sanas, trata de tomar jugo de vegetales frescos y comer algunos vegetales crudos de 2 a 3 veces al día. Las enzimas se destruyen a temperaturas de 40 grados centígrados.

e) Evita el café, té y chocolate, que contenga alta cafeína. El green tee es una mejor alternativa y tiene propiedades que luchan en contra del cáncer. Toma agua purificada o de filtro, el agua de la llave contiene tóxicos y altos niveles de metal. El agua destilada es ácida, evítala.

f) La proteína en la carne es difícil de digerir y requiere muchas enzimas digestivas. La carne sin digerir permanece en el intestino y se pudre convirtiéndose en más residuos tóxicos.

g) Las paredes de las células cancerígenas están cubiertas de resistente proteína. Comiendo menos carne se liberan más enzimas que atacan a las paredes de proteína de las células cancerígenas y permite que el cuerpo produzca células que matan a las células con cáncer. Algunos suplementos ayudan a reconstruir el sistema inmunológico (IP6, Essiac, antioxidantes, vitaminas, minerales, EFAs, etc.).

IMPORTANTE
1)
El cáncer es una enfermedad de la mente, el cuerpo y el espíritu. Un espíritu positivo ayuda al enfermo de cáncer a sobrevivir. La ira, el rencor y el resentimiento pone al cuerpo en un ambiente acido y de tensión. Aprende a tener un espíritu de amor y perdón. Aprende a relajarte y a disfrutar la vida..

2) Las células de cáncer no prosperan en un ambiente oxigenado. Haciendo ejercicio diario y respirando profundo ayuda a llevar oxigeno al nivel de las células. La terapia de oxigeno es otra manera utilizada para combatir las células de cáncer.


El John Hopkins Hospital hace las siguientes recomendaciones:

1.-No usar recipientes de plástico en el microondas.
2.- No colocar botellas de agua en el congelador.
3.- No usar envolturas de plástico sobre recipientes en el microondas.

Al calentar el plástico en el microondas o poniéndolo en el congelador, se liberan dioxinas.
Las dioxinas son un químico que produce cáncer, especialmente cáncer de seno.

Las dioxinas envenenan las células de nuestro cuerpo.


Esta información, a su vez, ha estado circulando en Walter Reed Army Medical Center.


Recientemente, el Dr. Edward Fujimoto, director del programa Wellness en el Hospital Castle, estuvo en un programa de televisión donde explicó los riesgos para la salud. El habló de las dioxinas y lo malas que estas son para nosotros. Dijo que no debemos calentar nuestra comida en el microondas usando recipientes de plástico.

Esto aplica especialmente a los alimentos que contienen grasa. El dijo que la combinación de grasa, alta temperatura y plásticos, liberan dioxinas que van a los alimentos y por último, éstas entran a nuestro cuerpo.

El recomienda usar recipientes de vidrio, tal como corning ware, pyrex o cerámica para calentar la comida.



También dijo que se obtienen los mismos resultados pero sin la dioxina. Las comidas instantáneas que aparecen en televisión, sopas maruchan o instant, ramen, etc.; deben ser removidas de los plásticos contenedores y calentarlas en recipientes de vidrio.

Señaló que el papel no es malo, pero tú no sabes lo que contiene el papel. Lo más recomendable es usar vidrio templado, corning ware, etc.. Hace tiempo en algunos restaurantes de comida rápida se sustituyeron los contenedores de hielo seco (foam) por papel. La razón es por los problemas de la dioxina.


También señaló, que cubrir los recipientes con plástico tal como Saran, es tan peligroso cuando se colocan sobre los alimentos para ser calentados en el microondas. Las altas temperaturas causan que peligrosas toxinas se derritan del plástico y caigan en la comida. El recomienda usar servilletas de papel en su lugar.

 

"SI MI PUEBLO SE HUMILLARE..!

Yo perdonaré su pecado, y  s a n a r é ..!"

Publicado en Salud

Panes calientes

Campamento

Informativo

Guia Dominical

Traductor

esenfrdeitptru

Sigamos al Mesías..!

Ciencia y Tecnologia

Nuestros Niños

Los ojos del alma

Colaboradores