Una vez un hombre rico le entregó una canasta con basura a un hombre pobre, el hombre pobre sonrió y corrió con la canasta, la vació, la lavó, la LLENÓ DE FLORES, y se la dio de regreso.

El hombre rico se asombró y le preguntó: ¿Por qué me has dado flores, si yo te di basura?

El hombre pobre le  respondió: Porque cada uno dá, lo que tiene en el corazón.

Publicado en Reflexiones

Si se trata de la salud, no faltan razones para seleccionar una dieta vegetariana equilibrada. Ahora, un nuevo estudio ha encontrado que quienes evitan las carnes y los pescados en sus comidas tienen menos posibilidades de sufrir problemas del corazón. ¿Te animas a seguirla? Si te parece demasiado estricta, trata de incorporar más alimentos de origen vegetal a los platillos que preparas a diario.

Cocidas o frescas, las frutas y verduras no deben faltar en ninguna dieta saludable. Más aun, hay quienes deciden eliminar de sus platillos cualquier alimento de procedencia animal, para llevar una dieta vegetariana. Las razones que los llevan a esta elección pueden ser muy variadas, algunos lo hacen por cuestiones religiosas o culturales, otros porque sienten pena por los animales o tal vez porque les impresiona la sangre.

Cada uno tiene sus motivos -y tal vez tú también ya tengas los tuyos- para elegir una dieta a base de vegetales o vegetariana. Y si se trata de la salud, tampoco faltan razones. Por ejemplo, una dieta vegetariana puede ayudar a las personas con diabetes a controlar esa condición. Ahora, además, un nuevo estudio ha vinculado a las dietas vegetarianas con la salud del corazón.

Según los resultados, que han sido publicados en la revista American Journal of Clinical Investigation, quienes siguen una dieta vegetariana tienen 32 por ciento menos posibilidades de desarrollar algún problema del corazón, así como menor riesgo de tener que ser hospitalizados o morir de condiciones cardíacas.

Esto se debería, principalmente, a que quienes eligen dietas vegetarianas mantienen niveles más bajos de colesterol y presión arterial y tienden a ser más delgados que quienes comen alimentos de origen animal (recuerda que el colesterol, la presión arterial y la obesidad están incluidos en lo que se conoce como síndrome metabólico, un conjunto de factores que ponen en riesgo, entre otras cosas, la salud del corazón).

Para llegar a estos datos, unos investigadores de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, hicieron un seguimiento de los datos de casi 45 mil hombres y mujeres de Inglaterra y Escocia (entre los cuales alrededor de 15 mil no comían ni carne ni pescado).  A través de cuestionarios, evaluaron  el tipo de dieta que seguía cada individuo y si a lo largo del periodo estudiado -desde mediados de 1990 hasta 2009- habían padecido algún problema en el corazón.

Estos resultados prueban la importancia de la alimentación en el cuidado de la salud y, en especial en este caso, la del corazón. Por eso, aunque no elimines por completo las carnes y los pescados de tu dieta (que brindan proteínas que son muy importantes para tu cuerpo), sí puedes aprender a elegir y combinar los alimentos de una manera más saludable para el corazón, por ejemplo, usando menos sal (sodio) o recordando cuáles son las grasas más saludables para tu corazón. Haciendo pequeños cambios y ajustes, haz que tu dieta te ayude, día a día, a fortalecer y a proteger a tu organismo y a tu corazón. Por ejemplo, la dieta mediterránea, en la que abundan los vegetales, los cereales integrales, los pescados y el aceite de oliva, es una buena alternativa a seguir.

Y si decides llevar una dieta vegetariana, sea por el motivo que sea, asegúrate de que también sea saludable: aprende a elegir fuentes alternativas de proteínas apropiadas que reemplacen a la carne y procura que nunca le falte variedad a tus comidas. Recuerda que la clave está en el equilibrio, y así podrás obtener todos los nutrientes que tu cuerpo necesita.

Imágen © iStockphoto.com / studiocasper

Publicado en Salud

Caminar siempre es bueno para el organismo, pero si tu principal objetivo es mantener la salud de tu corazón, eso no basta. Tienes que acelerar el paso si quieres evitar problemas cardíacos en el futuro.

Al parecer, trotar o caminar rápidamente a diario reduce las posibilidades de sufrir de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares hasta en un 50%. Una caminata diaria de una hora, sin embargo, no logra el mismo resultado. Esa es la conclusión de un estudio llevado a cabo en el Hospital Universitario de Bispebjerg, en Copenhague. El estudio se realizó en más de 10,000 adultos daneses, entre 21 y 98 años. Los participantes fueron evaluados por primera vez entre 1991 y 1994, y se les siguió durante 10 años. En la evaluación antes de empezar el estudio, cerca del 20% de las mujeres y el 27% de los hombres tenían el síndrome metabólico.

¿Sabes qué es el síndrome metabólico?

En VidaySalud ya lo hemos explicado, pero te refrescamos la memoria. El síndrome metabólico es una combinación de factores de riesgo que aumenta las probabilidades de desarrollar enfermedades cardíacas y otros problemas de salud, como la diabetes y los accidentes cerebrovasculares.

Entre los factores de riesgo de sufrir del síndrome metabólico están los siguientes:

  • La obesidad abdominal, con cintura ancha, se conoce como “figura en forma de manzana”. El exceso de grasa en el área del estómago conlleva un riesgo mayor de enfermedades del corazón que cuando la grasa se encuentra en otras áreas del cuerpo.
  • Elevación de los triglicéridos,un tipo de grasas que se encuentran en la sangre.
  • Disminucion del HDL, (colesterol "bueno"), que aumenta tus probabilidades de desarrollar enfermedades cardíacas.
  • Elevación del LDL (colesterol “malo”) que también las aumenta.
  • Hipertensión o presión arterial alta. Si la presión sube y permanece elevada, puede dañar tu corazón y dar lugar a la arterioesclerosis.
  • Elevación del azúcar en la sangre. Cuando el azúcar (la glucosa) en la sangre sube por arriba de los niveles normales, indica prediabetes, esto aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón y predispone a la diabetes.

Los hallazgos del estudio.

Al principio del estudio, los participantes menos activos eran más propensos a tener el síndrome metabólico. Casi un tercio de las mujeres sedentarias y cerca del 37% de los hombres sedentarios tenían el síndrome metabólico. En cuanto a los participantes que eran muy activos físicamente, sólo el 10% de las mujeres y cerca del 14% de los hombres tenían el síndrome metabólico.

Al final del estudio, alrededor del 15% de las personas que no tenían síndrome metabólico al inicio lo habían desarrollado. El 19% de los participantes sedentarios y el 12% de los que eran muy activos físicamente desarrollaron el síndrome.

Una investigación realizada posteriormente reveló que no era la cantidad del ejercicio, sino la intensidad, lo que ayudaba a reducir el riesgo del síndrome metabólico. Caminar con rapidez reducía el riesgo en un 50% y trotar en un 40%. Pero caminar una hora al día no proporcionaba ninguna diferencia.

Lo malo: el síndrome metabólico se está volviendo cada vez más común, debido al aumento de la obesidad entre los adultos.

Lo bueno: afortunadamente, es posible prevenir o retrasar el síndrome metabólico y proteger así la salud de tu corazón. Trázate un plan para tratar de controlar los factores de riesgo que mencionamos anteriormente y podrás reducir tus probabilidades de desarrollar problemas cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Y no te olvides de incluir en el plan una caminata diaria a paso rápido para obtener mejores resultados.

Imágen © iStockphoto.com / Davi Sales Batista

Publicado en Salud

Para aquellos a los  que les gusta  beber  agua fría, este artículo es  interesante. NO es bueno beber una copa de alguna bebida fría  después de una comida. Por qué?????El agua fría solidificará la  materia aceitosa que usted acaba de consumir.  Esto retrasará la  digestión. Una vez que este ' lodo ' reaccione con el ácido, se  disolverá y será absorbido por el intestino más rápidamente que  el alimento sólido. Muy pronto, esto se  convertirá en  grasas y se conducirá al corazón. Lo mejor es beber sopa caliente o agua templada después de  una comida.  

Una nota seria sobre  ataques al corazón:usted debería saber que el principal síntoma de ataque al corazón NO va a ser siempre un dolor en el brazo izquierdo. Esté  alerta a un dolor intenso en la línea de la mandíbula.

Usted quizás nunca tenga el primer dolor de pecho durante el curso de un  ataque al corazón. Las náuseas y el sudar intensamente son también síntomas comunes. El 60% de la gente que tiene un ataque al corazón mientras están dormidos, ya no despiertan.

El dolor en la mandíbula puede despertarlo de un sueño profundo. Seamos  cuidadosos y estemos atentos. Cuanto más sepamos, mayor será la  oportunidad que tengamos para poder sobrevivir. 

Un cardiólogo dice que si cada uno que lee este mensaje lo envía a 10 personas, Ud. puede estar seguro que por lo menos salvaremos una  vida.

Lea esto y reenvíelo a un amigo. Podría salvar una vida. Entonces, por  favor sea un amigo verdadero y envíe  este artículo a todos sus amigos que le importan.

Publicado en Salud

Para  aquellos a los  que les gusta  beber  agua  fría, este artículo es  interesante. NO es bueno beber  una copa de alguna bebida fría  después de una comida. Por qué????? El agua fría solidificará la  materia  aceitosa que usted acaba de consumir.

Esto  retrasará la  digestión. Una vez que este ' lodo '  reaccione con el ácido, se disolverá y será absorbido por el intestino más rápidamente que  el alimento sólido. Muy pronto, esto se  convertirá en  grasas  y se conducirá al corazón. Lo mejor es beber    sopa caliente o agua templada después de   una comida.

Una nota seria sobre  ataques al corazón: usted debería saber que el principal síntoma de ataque al  corazón NO va a ser siempre un dolor en el brazo  izquierdo. Esté  alerta a  un dolor intenso en la línea de la mandíbula.  
Usted quizás nunca tenga el primer dolor de pecho  durante el curso de un  ataque al corazón. Las náuseas  y el sudar intensamente son también síntomas comunes. El 60%  de la gente que tiene un ataque al corazón mientras están  dormidos, ya no despiertan.

El dolor en la mandíbula puede despertarlo de un  sueño profundo. Seamos cuidadosos y estemos atentos. Cuanto más sepamos, mayor será la  oportunidad que  tengamos para poder sobrevivir.

Un cardiólogo dice que si cada uno que lee este  mensaje lo envía a 10 personas, Usted puede estar seguro que  por lo menos salvaremos una  vida.
Lea esto y reenvíelo a un amigo. Podría salvar  una vida. Entonces, por  favor sea un amigo verdadero y  envíe este artículo a todos sus amigos que le  importan.

Publicado en Salud

Panes calientes

Campamento

Informativo

Traductor

esenfrdeitptru

Sigamos al Mesías..!

Ciencia y Tecnologia

Los ojos del alma

Colaboradores