Con todas las cosas que están p asando en en el mundo, hay  muchas personas con las manos en la cabeza, pensando que será de su futuro,les traigo la solución:

 

1. Deje de preocuparse, el preocuparse le hace daño a su salud y enfermo va tener menos posibilidades de solucionar sus problemas, lea FILIPENSES 4-6:7

6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

2. confíe en DIOS, el cumple sus promesas, lea NÚMEROS 23:19

19 Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta.

3. examine su relación con DIOS, no podremos ver que el poder de DIOS se manifieste en nuestras vidas si nuestra relación con el no es buena, ¿podría una rama producir frutos sino está pegada a el árbol?, Lea Juan 15-4:7

4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar
fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.

5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

6 El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden.

7 Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.

4. Esfuércese, no se puede obtener un triunfo sin esfuerzo aún nuestro señor nos dice que nos esforcemos, lea detenidamente JOSUÉ 1:3-9

3 Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie.

4 Desde el desierto y el Líbano hasta el gran río Eufrates, toda la tierra de los heteos hasta el gran mar donde se pone el sol, será vuestro territorio.

5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.

6 Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos.

7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.

8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

 

¿Cree usted que después de todas estas promesas que nos ha dado el señor, la crisis, o el dólar, o la falta de alimentos, o cualquier otro problema, serían más fuertes que el DIOS creador y dueño de todolo que existe?

 ¡Claro que no..! ¡Así que manos a la obra!

Johan Trujillo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Pensando en Voz alta

DE LUNES A JUEVES..!

Shalom..!

Estoy en pie: Reviso mis correos... y respondo de inmediato.
COMIENZO EL DEVOCIONAL, FAMILIAR HASTA LAS 07:30
Bajo al Estudio de Luz TV: TRANSMITIENDO EN VIVO, HASTA LAS 12:30 M.
DESAYUNÁNDOME

Vuelvo a Revisar mi bandeja de entrada: Y respondo...

LUEGO ME DESPLOMO: PARA RECARGAR MIS BATERÍAS.

 
 ATIENDO A LOS QUE VIENEN Y LUEGO:
 
 
Me siento en mi PC. a trabajar, hasta la media noche..!

Altar Familiar Frente a la casa del Hno Puertas..! Estan todos invitados

Conduciendo el Programa de Radio y Television los Matutinos

LOS VIERNES: 

LABORO HASTA TERMINAR EL MATUTINO... A LAS 12:30...

PORQUE VIGILAMOS POR LA NOCHE..! - HASTA EL AMANECER -

EL SABADO DESCANSO
Y EL DOMINGO, EN LUGAR DEL MATUTINO:

TRANSMITIMOS LA ESCUELA DOMINICAL, POR LAS CASAS..! POR RADIO Y TELEVISIÓN..!

 

Hno. Puertas
@jaimepuertas

Publicado en Pensando en Voz alta

"EL HIJO SABIO ALEGRA AL PADRE, MAS EL HIJO NECIO, ES TRISTEZA DE SU MANDRE" Según Proverbios 10:1.

Jesús tomó en cuenta a su Padre, cuando enseñó el "Padre Nuestro"
También, cuando respondió: "En los negocios de mi Padre, me es necesario estar"
y, aun en el momento de su muerte, oró a su padre diciendo: "PADRE EN TUS MANOS ENCOMIENDO MI ESPÍRITU"

Recordemos que además del padre biológico, tenemos un Padre en los Cielos, al cual debemos Honrar, dirigiéndole nuestras oraciones, peticiones, y acciones de gracias.

Conforme al ejemplo que nos dejó nuestro Salvador y Señor Jesucristo.

Valdría la pena, recordarles a los hijos la historia del Hijo Pródigo, para que valoren a sus padres, mientras viven. (LUCAS 15:11-32.)

 

Parábola del hijo pródigo

También dijo: Un hombre tenía dos hijos; y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes.

No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente.

Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle.  Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos.

Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba.

Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre!

Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti.

Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros.

Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó.

Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo. Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta; Porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.

Y su hijo mayor estaba en el campo; y cuando vino, y llegó cerca de la casa, oyó la música y las danzas; y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello. Él le dijo: Tu hermano ha venido; y tu padre ha hecho matar el becerro gordo, por haberle recibido bueno y sano. Entonces se enojó, y no quería entrar. Salió por tanto su padre, y le rogaba que entrase.

Mas él, respondiendo, dijo al padre: He aquí, tantos años te sirvo, no habiéndote desobedecido jamás, y nunca me has dado ni un cabrito para gozarme con mis amigos.

Pero cuando vino este tu hijo, que ha consumido tus bienes con rameras, has hecho matar para él el becerro gordo. El entonces le dijo: Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas.

Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado.

 

Escrito está:

"Honra a tu padre y a tu madre, para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra"

¿LO ESTÁS HACIENDO?

Dr. Jaime Banks Puertas

@jaimepuertas

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Pensando en Voz alta

SUCEDIO ÉSTO QUE ESCRIBIERON NUESTROS HERMANOS PIADOSOS:

 

Lucas 24:1-45.

24:1 El primer día de la semana, muy de mañana, vinieron al sepulcro, trayendo las especias aromáticas que habían preparado, y algunas otras mujeres con ellas. 

24:2 Y hallaron removida la piedra del sepulcro; 

24:3 y entrando, no hallaron el cuerpo del Señor Jesús. 

24:4 Aconteció que estando ellas perplejas por esto, he aquí se pararon junto a ellas dos varones con vestiduras resplandecientes; 

24:5 y como tuvieron temor, y bajaron el rostro a tierra, les dijeron: ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? 

24:6 No está aquí, sino que ha resucitado. Acordaos de lo que os habló, cuando aún estaba en Galilea, 

24:7 diciendo: Es necesario que el Hijo del Hombre sea entregado en manos de hombres pecadores, y que sea crucificado, y resucite al tercer día.

24:8 Entonces ellas se acordaron de sus palabras, 

24:9 y volviendo del sepulcro, dieron nuevas de todas estas cosas a los once, y a todos los demás. 

24:10 Eran María Magdalena, y Juana, y María madre de Jacobo, y las demás con ellas, quienes dijeron estas cosas a los apóstoles. 

24:11 Mas a ellos les parecían locura las palabras de ellas, y no las creían. 

24:12 Pero levantándose Pedro, corrió al sepulcro; y cuando miró dentro, vio los lienzos solos, y se fue a casa maravillándose de lo que había sucedido.

24:13 Y he aquí, dos de ellos iban el mismo día a una aldea llamada Emaús, que estaba a sesenta estadios  de Jerusalén. 

24:14 E iban hablando entre sí de todas aquellas cosas que habían acontecido. 

24:15 Sucedió que mientras hablaban y discutían entre sí, Jesús mismo se acercó, y caminaba con ellos. 

24:16 Mas los ojos de ellos estaban velados, para que no le conociesen. 

24:17 Y les dijo: ¿Qué pláticas son estas que tenéis entre vosotros mientras camináis, y por qué estáis tristes? 

24:18 Respondiendo uno de ellos, que se llamaba Cleofas, le dijo: ¿Eres tú el único forastero en Jerusalén que no has sabido las cosas que en ella han acontecido en estos días? 

24:19 Entonces él les dijo: ¿Qué cosas? Y ellos le dijeron: De Jesús nazareno, que fue varón profeta, poderoso en obra y en palabra delante de Dios y de todo el pueblo; 

24:20 y cómo le entregaron los principales sacerdotes y nuestros gobernantes a sentencia de muerte, y le crucificaron. 

24:21 Pero nosotros esperábamos que él era el que había de redimir a Israel; y ahora, además de todo esto, hoy es ya el tercer día que esto ha acontecido. 

24:22 Aunque también nos han asombrado unas mujeres de entre nosotros, las que antes del día fueron al sepulcro; 

24:23 y como no hallaron su cuerpo, vinieron diciendo que también habían visto visión de ángeles, quienes dijeron que él vive. 

24:24 Y fueron algunos de los nuestros al sepulcro, y hallaron así como las mujeres habían dicho, pero a él no le vieron. 

24:25 Entonces él les dijo: ¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! 

24:26 ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria? 

24:27 Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían. 

24:28 Llegaron a la aldea adonde iban, y él hizo como que iba más lejos. 

24:29 Mas ellos le obligaron a quedarse, diciendo: Quédate con nosotros, porque se hace tarde, y el día ya ha declinado. Entró, pues, a quedarse con ellos. 

24:30 Y aconteció que estando sentado con ellos a la mesa, tomó el pan y lo bendijo, lo partió, y les dio. 

24:31 Entonces les fueron abiertos los ojos, y le reconocieron; mas él se desapareció de su vista. 

24:32 Y se decían el uno al otro: ¿No ardía nuestro corazón en nosotros, mientras nos hablaba en el camino, y cuando nos abría las Escrituras? 

24:33 Y levantándose en la misma hora, volvieron a Jerusalén, y hallaron a los once reunidos, y a los que estaban con ellos, 

24:34 que decían: Ha resucitado el Señor verdaderamente, y ha aparecido a Simón. 

24:35 Entonces ellos contaban las cosas que les habían acontecido en el camino, y cómo le habían reconocido al partir el pan.

24:36 Mientras ellos aún hablaban de estas cosas, Jesús se puso en medio de ellos, y les dijo: Paz a vosotros. 

24:37 Entonces, espantados y atemorizados, pensaban que veían espíritu. 

24:38 Pero él les dijo: ¿Por qué estáis turbados, y vienen a vuestro corazón estos pensamientos? 

24:39 Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo.

24:40 Y diciendo esto, les mostró las manos y los pies. 

24:41 Y como todavía ellos, de gozo, no lo creían, y estaban maravillados, les dijo: ¿Tenéis aquí algo de comer?

24:42 Entonces le dieron parte de un pez asado, y un panal de miel. 

24:43 Y él lo tomó, y comió delante de ellos. 

24:44 Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos.

24:45 Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras.

 

Hno. Puertas.

Publicado en Pensando en Voz alta

Panes calientes

Campamento

Informativo

Guia Dominical

Sigamos al Mesías..!

Traductor

esenfrdeitptru

Ciencia y Tecnologia

Nuestros Niños

Los ojos del alma

Colaboradores

Radio Luz 102,1 FM