Una de tus principales preocupaciones es que tu familia este siempre sana, libre de enfermedades; para lograrlo es necesario fomentar el ejercicio, así como llevar a cabo una alimentación balanceada, en la cual los vegetales juegan un papel esencial.

Para tener una alimentación equilibrada es indispensable incluir suficientes vegetales. Esto es tan importante que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el escaso consumo de las verduras y legumbres es el sexto factor de riesgo para la mortalidad humana, inmediatamente después de otros más conocidos, como el tabaco y el colesterol.
LOS BENEFICIOS DE LAS VERDURAS

Las verduras nos aportan principalmente vitaminas, minerales, fibra y compuestos antioxidantes. Su consumo nos sirve para reducir los niveles de colesterol en la sangre y favorecer una adecuada digestión. Además, al ser bajos en calorías pueden contribuir a la pérdida de peso.

Existen estudios que señalan que el comer abundante cantidad de vegetales puede reducir el riesgo de contraer Diabetes de Tipo 2. También hay evidencias de que el comer vegetales ricos en potasio puede ayudar a reducir pérdida de huesos y a disminuir el riesgo de desarrollar piedras en los riñones.

Asimismo, de acuerdo con un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de Harvard, el comer vegetales puede prevenir enfermedades del corazón e infartos, controlar la presión arterial, prevenir algunos tipos de cáncer.

LA CANTIDAD ADECUADA

¿Y qué cantidad de vegetales debemos consumir diariamente?La última guía de dieta alimenticia del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, señala que debemos comer de 5 a 13 porciones de vegetales por día.

Para una persona que necesita 2000 calorías al día para mantener su peso y salud, esto equivale a un promedio de nueve porciones ó 4 tazas al día. La OMS recomienda una proporción de sólo el 25% de proteína animal y un 75% de proteína vegetal en nuestra dieta.

CUANDO EL TIEMPO ES ESCASO

Aunque sabemos lo importante que es incluir vegetales en nuestra alimentación, la gran mayoría de nosotros no consume suficientes. La falta de tiempo para preparar los alimentos es una de las principales causas, provocando que en muchas ocasiones se recurra a comidas rápidas y de poco valor nutritivo.

En esos casos, una opción son los vegetales congelados, por ser rápidos y fáciles de preparar. Ya vienen listos para usarse, han sido previamente seleccionados, lavados, desinfectados, cortados y precocidos, de manera que puedes cocinarlos directamente e incorporarlos a tus platillos sin complicaciones.

LO QUE NO Sabías

Contrario a la creencia popular, los vegetales congelados son 100% naturales y permanecen frescos durante largos periodos sin necesidad de adicionar conservadores y muchos de ellos cuentan con un empaque resellable que permite utilizar el contenido parcialmente en distintas ocasiones evitando el riesgo de contaminación dentro del congelador y contribuyendo a asegurar la frescura del producto por más tiempo.

La congelación prolonga la seguridad de los alimentos evitando que se desarrollen microorganismos y retrasando su descomposición al limitar las reacciones químicas y enzimáticas.

Otra ventaja de los vegetales congelados es que aportan el beneficio adicional de estar disponibles a precios estables durante todo el año y no son sólo un excelente auxiliar para imprevistos o urgencias, sino que te facilitan convertir el consumo de vegetales en un sano hábito de toda la familia.

 

Publicado en Salud

Panes calientes

Campamento

Informativo

Guia Dominical

Traductor

esenfrdeitptru

Sigamos al Mesías..!

Ciencia y Tecnologia

Nuestros Niños

Los ojos del alma

Colaboradores