JERUSALEM.- Investigadores israelíes han descubierto que los bebés amamantados tienen menos opciones de desarrollar el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) que los alimentados con leche de fórmula.

Los pediatras animan a las madres a amamantar a sus recién nacidos debido a que la leche materna es una nutrición óptima para el bebé, es más fácil de digerir y contiene anticuerpos que ayudan a su sistema inmunológico y hormonas que le tranquilizan.

A todos estos beneficios podría sumarse ahora el de prevenir que se desarrolle el TDAH, de acuerdo a un estudio dirigido por la doctora Aviva Mimouni-Bloch de la Facultad de Medicina de Tel Aviv, que ha demostrado que entre los niños que padecen este trastorno hay menor proporción de amamantados.

Aunque los investigadores son cautos y advierten de que sólo han probado la existencia de una relación significativa entre la lactancia materna y una menor incidencia de la hiperactividad en la infancia (incluso teniendo en cuenta factores típicos de riesgo), el estudio sugiere que dar el pecho podría servir de potente protector contra el TDAH.

Este es uno de los trastornos de conducta más comunes diagnosticados en niños y adolescentes, de naturaleza heterogénea y multifactorial, por lo que es improbable encontrar una única causa.

Publicado en la revista "Breastfeeding Medicine" y presentado en el congreso de la Academia de Sociedades Pediátricas celebrado en Washington en mayo, el estudio se centró en los hábitos de lactancia que los padres dieron a sus hijos, que dividió en tres grupos.

El primero, constituido por 56 niños diagnosticados con TDAH; el segundo, formado por 52 hermanos de niños con ese trastorno, y el tercero, de 51, es el grupo de control, sin ninguna relación genética con el mismo. Los resultados revelaron una clara relación entre la lactancia con leche de fórmula y el TDAH.

Así, los que habían sido criados con biberón a los tres meses tenían tres veces más posibilidades de padecer el trastorno que aquellos que habían recibido el pecho.

La metodología consistió en una comparativa de las historias clínicas de niños con edades comprendidas entre los seis y doce años que habían ingresado por diferentes razones en el Hospital pediátrico Schneider de Petaj Tikva (Israel).

Los progenitores rellenaron un cuestionario detallado sobre cómo habían alimentado a sus hijos, si exclusivamente con fórmula o también lactancia materna, así como factores que pueden influir en la aparición del TDAH, como situación familiar, nivel educativo de los padres, problemas durante el embarazo tales como la hipertensión o diabetes, peso del neonato o relación genética con el TADH.

Tomando todos estos factores en consideración, los investigadores descubrieron que los niños con hiperactividad tenían una probabilidad mucho menor de haber mamado en el primer año de vida en comparación con los pertenecientes a los otros grupos.

A los tres meses, sólo el 43 % de diagnosticados con TDAH había sido dados de mamar en relación con el 69 % del grupo de los hermanos y el 73 % del de control.

"Vimos que existe una asociación significativa entre el TDAH y la falta de amamantamiento a los tres meses" explicó a Efe la doctora Mimouni-Bloch, que también dirige el Centro de Neurodesarrollo Infantil del Hospital Loewenstein.

"Sabíamos que el factor genético era determinante, pero nos sorprendimos al encontrar diferencias significativas entre los que no fueron amamantados a los tres meses y los otros grupos", apostilló. A los seis meses, el 29 % de los afectados con el trastorno había sido amamantado, frente al 50 % del grupo de hermanos y al 57 por ciento del de control.

Y a partir de esta edad se reduce drásticamente el porcentaje de niños con TADH que habían recibido el pecho, lo que apunta a la posibilidad de que la duración de la lactancia materna pueda desempeñar un papel fundamental en esta relación.

Los investigadores no han podido determinar cuáles son los mecanismos que podrían intervenir en esa relación, si pueden ser los componentes de la propia leche materna, el lazo que se establece entre la madre y el bebé durante el amamantamiento o ambos. Respecto al tiempo recomendable para impedir la aparición del trastorno tampoco hay una pauta precisa, según el estudio.

"No podemos decir hasta cuándo se debe dar el pecho para evitar el TDAH, pero el plazo de seis meses recomendado por la OMS nos parece muy razonable", subraya Mimouni-Bloch. El estudio de la Universidad de Tel Aviv se suma a otra investigación de un hospital de Nueva York con resultados que apuntan a una tendencia similar siguiendo otra metodología, lo que de acuerdo a la doctora israelí, refuerza su tesis.

Publicado en Salud

¿Están orando? por el nuevo espacio Infantil:

"¿Qué dicen los niños?"

¿Van a orar por ellos?

¿Cuándo?

Oremos..!

 

Les cuento que el Pastor Saturnino, me comentó sobre la necesidad de animar a nuestros Consiervos, para que participen en la "Operación: Rescate"  de tantos niños abandonados huérfanos - desamparados y maltratados, en todos los países.

Podríamos adiestrar "Equipos de Rescate" en cada misión de la Obra "Luz del mundo" en todas las naciones. Para ir a los barrios, con obras de teatro; presentándoles el mensaje del amor de Dios.

Dramatizando las Historias Bíblicas más relevantes, entrenando a los niños de los barrios, para que ellos mismos sean los actores..! 

Aprovechando de enseñarles los Coros: Cristo Sana, versículos Bíblicos y a orar, entrenándolos para que dramaticen:

 

DANIEL EN EL FOSO DE LOS LEONES

DAVID CONTRA GOLIAT

JESUS CAMINANDO SOBRE EL MAR

EL CIEGO BARTIMEO

EL PARALÍTICO DEL ESTANQUE DE BETESDA

ZAQUEO

EL PARALÍTICO DEL TEMPLO DE LA HERMOSA

RESURRECCIÓN DE LAZARO

NICODEMO VISITA A JESÚS

LA MUJER SAMARITANA

SANSON

JESÚS Y LA VIUDA DE NAIM, ENTRE OTRAS…  

Además debemos brindarles ayuda social, socorriéndoles con ropa y calzado a los más necesitados; conforme a Mateo 25:31-40.

Publicar sus participaciones en el Portal de Dios: www.obraluzdelmundo.org

Esto podría hacerse los sábados, en horarios diurnos, después de medio día. Oremos a Dios, por esta necesidad. Pulan la idea, como el Espíritu Santo les dirija; y "Manos a la Obra. Según: Lamentaciones 2:19.

Publicado en Pensando en Voz alta

Panes calientes

Campamento

Informativo

Guia Dominical

Traductor

esenfrdeitptru

Sigamos al Mesías..!

Ciencia y Tecnologia

Nuestros Niños

Los ojos del alma

Colaboradores

GIRA 2017