No me averguenzo del Evangelio..!

Valora este artículo
(0 votos)

Un viejo campesino del Far-West se fue, cierto día a visitar a  su hijo, senador en Washington. Ese campesino era un ferviente creyente que no perdía oportunidad para hablar de su Dios a los que le rodeaban. Por eso, cuando su hijo lo presentó al embajador de Bélgica, el viejecito le hizo una pregunta que muchos hubiesen tildado de indiscreta: “Excelencia, ¿es usted cristiano?”.

Muy molesto, el hijo desvió la conversación de manera diplomática antes que el embajador tuviese tiempo de contestar.

Algunos meses más tarde, el anciano falleció. Cuán grande fue la sorpresa del senador al descubrir entre las numerosas coronas un magnifico ramo de flores enviado por el embajador de Bélgica. Sobre la tarjeta, prendida con un alfiler al ramo, algunas palabras habían sido redactadas por el embajador mismo: “Él fue el único hombre en Estados Unidos que me preguntó si yo era cristiano y que se preocupó por mi alma”.

A su hijo, El senador, Se le llenaron los ojos de lágrimas cuando leyó ese conmovedor testimonio dado de su padre.

Qué triste..! Es sentir vergüenza del evangelio que hemos recibido, este gran Senador nació y creció en un hogar Cristiano, pero “para ser aceptado” por la “alta sociedad” dejó de lado su enseñanza aprendida de niño, no honró a su padre, aquel viejecito que le formó, le instruyó por buen camino e hizo de él un gran Senador.

No esperes que sea demasiado tarde para hablar a tus amigos y a tu entorno de lo feliz que eres siguiendo los pasos de Jesús, el mundo está sediento de alguien que les hable de la salvación de sus almas. Sigue el ejemplo de esta viejecito campesino que no se avergonzó del evangelio en ningún momento.  

“El que gana un alma es sabio”. ¿Somos nosotros de esos sabios? El verdadero testigo de Jesús en todas partes exhala el grato olor del conocimiento de su Señor, según lo escribe el apóstol Pablo, quien decía también: “¡Ay de mi si no anunciare el evangelio!” (1 Corintios 9:16)

“El fruto del justo es árbol de vida; el que gana almas es sabio.” (Proverbios 11:30)

“Pero graciasa Dios, que nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y que por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento, porque para Dios somos grato olor de Cristo entre los que se salvan y entre los que se pierden” (2 Corintios 2:14-15)


Visto 74 veces

Escribir un comentario

Traductor

esenfrdeitptru

Sigamos al Mesías..!

Ciencia y Tecnologia

Colaboradores