Mi enfoque 383 desde Jerusalem

Valora este artículo
(0 votos)

Mi Enfoque #383, 2 de septiembre, 2011

 

 

En este número:

·  Durban I, Durban II, Durban III

·  El reporte de las Naciones Unidas acerca del incidente del Mavi Marmara

·  Infame justificación del terror

·  El colapso de las Protestas de las Carpas

·  La educación de los niños ultra-ortodoxos

 

Durban I, Durban II, Durban III

 

En la Tierra todas las naciones se odian unas a las otras, y cada una de ellas odia al judío

("Cartas desde la Tierra", Mark Twain)

Mucho ha cambiado en el mundo desde que Mark Twain hace 100 años escribió "Cartas desde la Tierra", pero la frase que cito arriba conserva intacta su validez.

 

Aunque Israel constituye sólo el 0.38% de los 192 estados que hoy son miembros de las Naciones Unidas, el Estado Judío tiene el dudoso honor de haber recibido el 40% de todas las resoluciones de condena emitidas por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Si recibir condenas fuese un deporte, Israel sería campeón en una liga donde no tiene competencia, a pesar de que en el mundo abundan las tiranías y las dictaduras. Lejos atrás quedan Camboya (14 condenas) donde el anterior régimen comunista masacró a más de 3 millones de sus propios ciudadanos; Corea del Norte (2 condenas) donde han matado a dos millones de personas; ó Nigeria (0 condenas) donde han sido matadas más de un millón de personas.

 

Durban I

En el año 2001, (agosto 31 a setiembre 8) las Naciones Unidas auspiciaron una conferencia en la ciudad de Durban, Sud África, a la cual llamaron "Conferencia Mundial contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y la intolerancia". Ese título, cuyo autor debe ser un émulo de George Orwell, debería haber sido oficialmente sustituido por el peruanismo "Cargamontón", palabra que significa física y metafóricamente el hecho de irse todos encima de uno solo.

 

Una conferencia, que, teóricamente, se suponía fue para luchar contra el racismo y la intolerancia, resultó ser en la práctica la peor expresión de anti-semitismo, disfrazado de anti-sionismo, que se vio en el mundo desde la época de los nazis. Canadá, los Estados Unidos e Israel abandonaron la conferencia cuando se discutía la resolución que igualaba el sionismo al racismo.

 

Durban II

La Conferencia Mundial contra el Racismo, también llamada "Durban II", se llevó a cabo del 20 al 24 de abril de 2009 en la ciudad de Ginebra, en Suiza. Australia, Canadá, Alemania, Israel, Italia, Holanda, Polonia y los Estados Unidos no participaron.

 

El orador principal fue el "gran demócrata" Mahmoud Ahmadinejad, presidente de Irán. Describió a Israel como un país racista y atacó la creación del Estado de Israel. Agregó, "Judíos fueron enviados de Europa y de los Estados Unidos al Medio Oriente, después de la Segunda Guerra Mundial para imponer un gobierno racista en la ocupada palestina, y así las consecuencias del racismo europeo es haber impuesto el más cruel y represivo régimen racista en Palestina". 40 delegados, incluyendo todos los que representaban a la Unión Europea, abandonaron la sala de conferencias durante el discurso del presidente iraní. Los delegados que quedaron en la sala aplaudieron con entusiasmo las palabras de Ahmadinejad.

 

Durban III

Se llevará a cabo en Nueva York durante este mes de setiembre, 2011. Australia, Canadá, la República Checa, Israel, Italia y los Estados Unidos han anunciado que no participarán.

 

El reporte de las Naciones Unidas acerca del incidente del Mavi Marmara

 

El Mavi Marmara es una nave que pertenece a la organización turca IHH (Insani Yardim Vakfi, "Fundación de Ayuda Humanitaria"), que, debido a sus conexiones con Hamás y Al Queida, es considerada por Israel como una organización terrorista. El 22 de mayo del 2010 partió de Anatolia con 581 pasajeros, 400 de ellos turcos. En Chipre se unió a la llamada "Flotilla por Gaza Libre", cuya intención era romper el bloqueo impuesto por Israel. El 31 de mayo fue abordado por comandos israelíes, que fueron atacados con tubos de fierro por un "comité de bienvenida" compuesto por miembros del IHH. En la lucha murieron nueve turcos y siete soldados de Israel fueron heridos. Turquía utilizó el incidente para continuar su política anti-Israel, y exigió públicas disculpas del gobierno israelí.

 

Las Naciones Unidas investigaron lo sucedido, y hoy viernes publicarán un reporte. Según el periódico New York Times el reporte declara que el bloqueo israelí es legítimo para evitar que entren armas a Gaza por el mar, y cumple con las leyes internacionales. Pero, critica a Israel por lo que llama "usar fuerza excesiva".

 

Turquía ha declarado que si Israel no ofrece disculpas, cortará los vínculos diplomáticos y económicos que aún tiene con el Estado Judío, y lo opondr­á agresivamente en todos los forums internacionales.

 

Infame justificación del terror

La mayoría de los periódicos israelíes―incluyendo los periódicos con clara línea ideológica, como, por ejemplo, Haaretz, diario de izquierda―publican artículos que representan distintos puntos de vista, algunos de derecha, otros de izquierda, algunos sionistas, otros anti-sionistas.

 

Haaretz tiene como columnistas estrellas a Gideon Levy y a Amira Hass, quienes, constante y monótamente, expresan sus incondicionales simpatías pro-palestinas, pero también publica, esporádicamente, artículos de Moshé Arens, quien fue Ministro de Defensa durante el gobierno de Menajem Begin.

 

Jerusalem Post, periódico que no tiene una posición ideológica definida, tiene columnistas de derecha y de izquierda. Larry Derfner, durante los últimos años, escribía una columna donde expresaba su punto de vista de ultra-izquierda, con constantes críticas a Israel y completo silencio respecto a las acciones de los palestinos, en lo cual no se diferenciaba de sus colegas en Haaretz, Gideon Levy y Amira Hass.

 

En su columna, Sacudiendo la jaula, (título de por si ofensivo ya que subliminalmente sugiere que los israelíes son animales de zoológico), Derfner solía escribir, como lo hizo, por ejemplo, en su columna del 24 de febrero del 2011: "Israel cometió un terrible pecado al conquistar a los palestinos", refiriéndose a la Guerra de los Seis Días, (junio de 1967, guerra defensiva provocada por Egipto al cerrar el Estrecho de Tirán a las naves israelíes).

 

Sus distorsiones y falsificaciones de la historia, y su auto declarada "superioridad moral" no lo diferenciaban de otros columnistas ultra izquierdistas. Pero, la semana pasada Derfner cruzó una línea roja que ningún otro periodista israelí, incluyendo los más incondicionales partidarios de la causa palestina, habían jamás cruzado.

 

En su página web, (http://israelleft.com/author/lderfner/), a raíz del ataque terrorista palestino, cerca de Eilat, en el cual murieron 8 israelíes, Derfner publicó el 21 de agosto del 2011, un artículo titulado The awful, necessary truth about Palestinian terror*, ("La horrible y necesaria verdad del terror palestino"), del cual cito algunas frases a continuación:

·  "Los palestinos tienen el derecho de resistir la ocupación usando violencia contra israelíes, incluyendo matar israelíes".

·  "El terrorismo [palestino], especialmente frente a un gobierno israelí como el de hoy, es justificado".

·  "Creo que el terrorismo palestino genera simpatía a Israel, así que, desde un punto de vista práctico, me opongo al terrorismo.

·  "Los israelíes deben darse cuenta que la ocupación obliga a los palestinos a actos de terror, así que, en realidad, la sangre de las víctimas israelíes está en nuestras manos, y de nosotros depende que terminemos la ocupación para no provocar el asesinato de nuestra propia gente".

·  "No importa quienes son los palestinos que mataron a los ocho israelíes la semana pasada cerca de Eilat, no importa la maldad de su ideología, su ataque estaba completamente justificado".

 

Me pregunto, ¿si la familia de Derfner hubiese sido masacrada como lo fue la familia Fogel hace unos meses en Itamar, o asesinada como lo fueron los israelíes cerca de Eilat hace diez días, Derfner, en el discurso que daría en el cementerio, también defendería con la misma elocuencia el derecho de los palestinos a usar terror inhumano contra familias indefensas?

 

Aunque Derfner publicó sus infames opiniones en su página web y no en el Jerusalem Post, cientos de personas telefonearon al periódico para manifestar su repudio, y expresaron su decisión de anular su suscripción a un periódico que emplea a una persona así. La reacción del Jerusalem Post fue despedir a Derfner.

 

Derfner de inmediato retiró el artículo de su página web, y escribió otro artículo pidiendo disculpas, donde nuevamente causó ofensa e indignación ya que insistio en justificar el terror al escribir, "estamos tratando tan mal a los palestinos que los estamos ayudando a motivarlos a que nos maten". Hamás, la organización terrorista palestina, culpable del asesinato de más de mil israelíes, jubilosa, no perdió tiempo en publicar el artículo de Derfner en su página web.

 

Derfner terminó su artículo con la frase: "Escribir esto no es traición, es patriotismo", con lo cual confirmó la gran verdad de la frase de Samuel Johnson, (1709-1784), "Patriotismo es el último refugio del canalla".

 

 

El colapso de la Protesta de las Carpas

La Protesta de las Carpas continúa, pero hoy la realizan sólo las carpas, en su mayoría solitarias, en el Boulevard Rothschild. Sus ocupantes las visitan ocasionalmente, pero rara vez pasan allí la noche, ya que, como dice el refrán "Bueno es culantro, pero no tanto".

 

El colapso de la protesta tiene varias causas. Una de ellas fue que el público se dio cuenta de que la motivación básica era política y no social, y que detrás de las bambalinas los que manejaban las protestas eran anarquistas, radicales, y organizaciones de izquierda, principalmente el New Israel Fund, ONG que financió a los que dieron información falsa o tergiversada sobre la Guerra de Gaza a Richard Goldstone.

 

Otra causa fueron las ingenuas y anti-económicas exigencias de los manifestantes, que si se pusiesen en práctica pondrían a Israel en la situación que hoy están Grecia, Portugal, Italia y España. Pero, tal vez la principal causa fue conocer mejor a Daphni Leef, una joven de 25 años, quien, el 14 de julio del 2011, armó la primera carpa en el Boulevard Rothschild, para protestar contra el alto costo de los alquileres.

 

Daphni Levi nació en Jerusalén, donde su familia residía en Rehavia, el barrio más prestigioso de la ciudad. Cuando tenía 16 años su familia se mudó a Kfar Shmaryahu, en las afueras de Tel Aviv, considerado el barrio residencial más exclusivo y caro de todo Israel, centro de las residencias de embajadores y multimillonarios. Estudió cinema, y hoy es editora de videos para el New Israel Fund. Su protesta comenzó cuando el dueño del departamento que ella alquilaba le pidió que lo desocupe y Daphni no pudo encontrar un departamento cercano a su puesto de trabajo a un alquiler que a ella le parecía razonable.

 

En una entrevista que le hizo el Canal 10 de televisión una serie de preguntas que no supo contestar destruyeron su imagen:

·  ¿El hecho de haberse criado en Rehavia y Kfar Shmaryahu no contradice su ambición de liderar una protesta contra "las injusticias socio-económicas"?

·  ¿El hecho de no haber cumplido con sus obligaciones al país, (no hizo servicio militar ni servicio nacional) le permite exigir al país y al gobierno que cumplan con ella?

·  ¿Hay algún motivo por el cual ella no duerme desde hace días en la carpa?

 

La respuesta de Daphni Levi fue levantarse e irse.

 

Todo esto no quita que realmente existen injusticias sociales y económicas, que faltan unidades de vivienda a precios razonables, y que hay impuestos exagerados que afectan más a los pobres que a los ricos. El gobierno reaccionó al igual como lo hacen, en estos casos, todos los gobiernos: designó un comité para estudiar el asunto y proponer soluciones.

 

Los líderes de la protesta han anunciado una marcha de un millón de personas para mañana sábado. Si consiguen movilizar, digamos 100,000 personas, sus protestas continuarán, por lo menos hasta que lleguen las lluvias. Si no lo consiguen, harán como en el juego infantil, "Calabaza, calabaza, cada uno a su casa".

 

La educación de los niños ultra-ortodoxos

Hoy conversé con un amigo que vive en una ciudad donde toda la población es ultra ortodoxa. La conversación versó sobre el currículo que sus niños y niños― los sexos estrictamente separados por supuesto―estudian en las instituciones educativas de su ciudad.

 

Las niñas, tanto en primaria como en secundaria, estudian los cursos que el Ministerio de Educación exige de los colegios laicos. Completando algunos requerimientos, en el caso hipotético de que así lo deseasen, podrían matricularse en la universidad.

 

El caso de los varones es completamente distinto. En primaria, aparte de cursos en materias sagradas, les dan un curso básico de matemáticas y otro de lengua hebrea. No estudian historia, geografía, inglés o cualquier otra materia laica. A los 14 años los muchachos no entran a secundaria, sino a la yeshiva, donde estudian unicamente la Biblia y el Talmud. Tan pronto terminan la yeshiva se casan y se dedican a estudiar el Talmud en un kolel, yeshiva para casados.

 

Si dejamos a un lado sus profundos conocimientos de los libros sagrados, los jóvenes ultra ortodoxos son completamente ignorantes, y carecen de interés en todo lo que significa cultura general.

 

Esta situación ocurre sólo en Israel ya que en otros países, como, por ejemplo, los Estados Unidos, los niños ultra ortodoxos están obligados a estudiar el mismo currículo de los niños laicos, a lo cual agregan horas adicionales para incluir las materias sagradas.

 

Históricamente, esto nunca ocurrió en el pasado. En la época talmúdica los grandes rabinos se ganaban la vida como médicos, sastres, carpinteros, zapateros, panaderos, herreros, comerciantes y muchas otras profesiones. Maimónides, la más grande autoridad en el judaísmo durante la Edad Media, fue un eminente médico.

 

El Talmud dice que "si un padre no le enseña a su hijo una profesión es como si le enseñase a robar". También dice, "una persona que se gana la vida con su trabajo es más grande que alguien que teme al cielo".

 

En nuestros días, el rabino más famoso de nuestra generación, Menajem Mendel Schneerson, más conocido como el Lubavitcher Rebbe, estudió matemáticas, física y filosofía en Berlín. En París, luego de graduarse de Ingeniero Eléctrico, estudió matemáticas en la Universidad de la Sorbona.

 

Debido a que el sector demográfico de los ultra-ortodoxos es el que más rápidamente aumenta en Israel, (mi amigo, hasta el momento, tiene siete hijos, número apreciable pero menor al promedio de hijos que tienen sus vecinos), es probable que, en dos o tres generaciones, los ultra ortodoxos constituyan mayoría en Israel.

 

Si el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, realmente quiere destruir a Israel, no necesita bombas nucleares. Lo único que necesita es paciencia para esperar dos o tres décadas, y podrá conquistar sin mayor esfuerzo a Israel, cuyos pobladores se defenderán leyendo en voz alta salmos bíblicos.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Traductor

esenfrdeitptru

Sigamos al Mesías..!

Ciencia y Tecnologia

Nuestros Niños

Colaboradores