Mi enfoque 385 desde Jerusalem (Actualidad en el Tierra Santa)

Valora este artículo
(0 votos)

Mi Enfoque #385, 15 de setiembre, 2011

En este número:

·  El asalto a la Embajada de Israel en el Cairo

·  Para los islámicos Israel es un insulto añadido a la ofensa

·  Opiniones de dos personalidades del siglo 19 sobre los judíos

·  El "New Israel Fund"

El asalto a la Embajada de Israel en el Cairo

 

Cuentan que, en una ocasión, en la década de los 40, una turba de miles de españoles enfurecidos atacó Gibraltar. Un ministro del gobierno español telefoneó al Embajador británico, y le preguntó, "¿Quiere que le envíe más policías?"

"No – le contestó el Embajador – No envíe más policías, envíe menos manifestantes".

 

La anécdota es apócrifa, pero tiene mucho parecido con lo que ocurrió la semana pasada en el Cairo. Una turba de egipcios enardecidos y fanáticos atacó el edificio donde se encuentra la Embajada de Israel. Los policías presentes se limitaron a mirar impasibles lo que estaba ocurriendo, sin intervenir. La turba logró entrar al edificio, subió al piso donde está la Embajada, entró en ella, y tiró por la ventana panfletos y documentos en hebreo, mientras la muchedumbre abajo en la calle los vitoreaba. Seis guardias israelíes se refugiaron en una habitación protegida por una puerta de acero. Mientras los atacantes golpeaban la puerta con fierros y otros instrumentos para derribarla y poder linchar a los israelíes, (emulando lo que hicieron los palestinos en Ramallah el 12 de octubre del año 2000, cuando masacraron a dos reservistas israelíes que, por error, habían entrado a la ciudad palestina), los guardias hablaron por teléfono con el Primer Ministro Netanyahu y le pidieron que, en el caso de ser asesinados, que él personalmente de la noticia a los familiares.

 

Netanyahu telefoneó de urgencia a Muhammad Tantawi, el jefe de la junta militar que derrocó al presidente Mubarak, pero le contestaron que no estaba, que no sabían donde estaba, y que no había forma de saber donde estaba. Desesperado, Netanyahu telefoneó al presidente Obama informándole que, en cualquier minuto, seis guardias israelíes podían caer en manos de una turba de fanáticos dispuestos a linchar a todo israelí que encontrasen.

 

Obama hizo que telefoneen a Tantawi, y tuvo mejor suerte que Netanyahu, ya que el líder egipcio, escuchando que lo llamaban de parte del gobierno de los Estados Unidos, milagrosamente fue encontrado de inmediato, contestó el teléfono, y envió tropas para salvar a los seis guardias israelíes. Estos fueron rescatados y llevados al aeropuerto donde les esperaba un avión militar israelí que los trajo a Israel. (El embajador, los funcionarios de la embajada –excepto uno que quedó a cargo- y las familias de los diplomáticos habían salido de Egipto esa misma noche en un vuelo anterior).

 

Generalmente, en todo país civilizado las embajadas son consideradas extra-territoriales y los diplomáticos de países extranjeros gozan de inmunidad y son tratados con el debido respeto. En los países islámicos las embajadas no son sacrosantas. Por ejemplo, la embajada de los Estados Unidos en Teherán fue ocupada, con la aprobación del régimen de los Ayatolas, por un grupo de estudiantes islámicos durante 444 días, desde el 4 de noviembre del año 1979 hasta el 20 de enero de 1981, (que, no por coincidencia, fue el día que Ronald Reagan asumió la presidencia de Estados Unidos). 52 diplomáticos americanos fueron rehenes de los islámicos durante todo ese tiempo.

 

En Egipto hace dos semanas un individuo trepó las paredes del edificio donde se encuentra la embajada israelí, y tiró para abajo la bandera israelí, que fue pisoteada y quemada por los espectadores que aplaudían la acción del "héroe". El individuo, en vez de recibir el castigo que hubiese merecido por su acción en cualquier país civilizado, fue premiado con una casa, trabajo y honores.

Egipto e Israel, representados por el presidente Anwar Sadat y el Primer Ministro Menajem Begin firmaron, el 26 de marzo de 1979, un tratado de paz en la Casa Blanca, en Washington. Sadat fue asesinado por un fanático islámico el 6 de octubre de 1981. Su sucesor Hosni Mubarak inventó un nuevo tipo de paz, "la paz fría", según la cual, a pesar de tener relaciones diplomáticas y comerciales con Israel, permitió que las mezquitas, universidades y medios de comunicación siguiesen demonizando a Israel y a los judíos.

 

Han pasado treinta años y el odio del pueblo egipcio a Israel y a los judíos es igual o mayor que el que sentían antes de la firma del tratado de paz, a pesar de los beneficios que la paz, (mejor dicho, la ausencia de guerra) ha traído a Egipto, incluyendo la devolución del Sinai, los nuevos pozos de petróleo descubiertos por los israelíes, los cientos de miles de turistas israelíes que visitaron Egipto, los tres mil millones de dólares que Estados Unidos les da anualmente, y los 70,000 puestos de trabajo con una exportación de mil millones de dólares anuales, resultado de la creación de Zonas Industriales Calificadas, que permiten a los egipcios exportar a los Estados Unidos sin derechos de importación cuando sus productos incorporan 10.5% de productos israelíes.

 

Para los islámicos Israel es un insulto añadido a la ofensa

Para los islámicos la existencia de Israel como Estado judío es un insulto añadido a la ofensa. No es una coincidencia que cuando un país de mayoría musulmana cambia de gobierno secular a gobierno islámico el odio a Israel aumenta considerablemente. Esto ocurrió en Irán cuando el régimen secular del Shah fue reemplazado por la dictadura teocrática de los Ayatolas. Lo mismo está sucediendo en Turquía desde que el partido islámico Justicia y Desarrollo gobierna el país.

 

La ofensa de Israel

La ofensa de Israel al Islam es que existe como Estado no islámico en una región que en el pasado fue parte integral del mundo islámico. Para el Islam el mundo está dividido en dos partes, Dar al-Islam, ("la Casa del Islam"), y Dar al-harb, ("la Casa de Guerra").

 

Dar al-Islam son todas las tierras gobernadas por musulmanes y regidas por Shaaría, la ley sagrada islámica. Los no musulmanes pueden vivir allí sólo si los musulmanes les permiten y los toleran. Un territorio que fue parte del Dar al-Islam debe serlo para siempre, y si los musulmanes han perdido el control, (como ha sucedido en lo que hoy es Israel y en Andalucía, en España), la situación es puramente temporal y debe ser corregida tarde o temprano utilizando cualquier medio.

 

Dar al-harb es el mundo exterior, aún no conquistado por el Islam, con el cual hay un perpetuo estado de jihad, guerra santa que puede ser interrumpido por treguas cuando esto se considere conveniente y prudente.

 

Israel, el territorio gobernado hoy por una mayoría judía, fue durante siglos parte de Dar al-Islam, y, por consiguiente, el hecho de que en ese territorio exista hoy un gobierno no islámico es una ofensa intolerable.

 

El insulto de Israel

El insulto de Israel al Islam es el hecho de que los judíos, históricamente considerados dhimmis, gobiernan a musulmanes.

 

Dhimmi es el nombre que el mundo islámico daba a los judíos y cristianos que vivían en sus países. Su presencia era tolerada, de acuerdo a la ley Shaaría, a cambio del pago de impuestos especiales, limitación de derechos, y aceptación de discriminación social. Un musulmán no podía ser condenado por el asesinato de un dhimmi, pero un dhimmi era ejecutado si simplemente levantaba la mano contra un musulmán, aunque fuese en defensa propia. Los dhimmis no podían testificar en tribunales para defenderse. Si un dhimmi tenía relaciones sexuales con una mujer musulmana era condenado a muerte. Los dhimmis debían vestir ropa especial para ser fácilmente reconocidos y estaban prohibidos de tener sirvientes musulmanes. En resumen, los dhimmis eran considerados inferiores a los musulmanes.

 

Formalmente, ya no existe la categoría de dhimmi en los países islámicos de hoy, pero en la práctica la intolerancia legal y social continúa. Las minorías religiosas son discriminadas, (Arabia Saudita prohíbe a los cristianos la construcción de iglesias y templos), y, hasta perseguidas, (los Bahai en Irán, los cristianos en Gaza). Que dhimmis gobiernen a musulmanes, como ocurre en el caso de Israel, es un insulto imperdonable.

 

Opiniones de dos personalidades del siglo 19 sobre los judíos

Es interesante contrastar las opiniones que diversas personas pueden tener sobre el mismo tema. Aquí incluyo citas extraídas de dos artículos, uno publicado en 1844 y el otro en 1898, en los cuales sus autores, dos de las personas más famosas y prestigiosas del siglo 19, opinan sobre los judíos.

 

"Sobre la cuestión judía"

·        ¿Cuál es el fundamento secular del judaísmo? La necesidad práctica, el interés
egoísta.

  • ·        ¿Cuál es el culto secular practicado por el judío? La usura.
  • ·        ¿Cuál su dios secular? El dinero.
  • ·        El dinero es el celoso Dios de Israel, ante el que no puede legítimamente

prevalecer ningún otro Dios.

·        Lo que de un modo abstracto se halla implícito en la religión judía, el
desprecio de la teoría, del arte, de la historia y del hombre como fin en sí, es el
punto de vista consciente real, la virtud del hombre de dinero.

 

"Respecto a los judíos"

·        El judío no perturba la paz de su sociedad, no es un vago, no es un borracho, no es ruidoso, no es alborotador, no es pendenciero. En las estadisticas de crimen es rara su presencia. Es tranquilo, pacífico, trabajador, su vida familiar es encomiable, no es una carga para la beneficencia pública, y no es un mendigo.

 

·        En la Edad Media fue gradualmente prohibido de ejercer la mayoría de las profesiones. La ley le restringió el uso de herramientas, excepto el cerebro que se volvió singularmente competente. En esas duras condiciones el judío sin cerebro no podría sobrevivir, y el judío con cerebro tenía que mantenerse en buena forma.

 

·        Su éxito causó envidia y convirtió a otros en enemigos.

·        El Dr. Herzl tiene una visión de congregar a los judíos del mundo en Palestina, con un gobierno propio, supongo que bajo la soberanía del Sultán turco. En la Convención de Berna, el año pasado, hubo delegados de todas partes, y la propuesta fue recibida con agrado. Yo no soy el Sultán y no tengo objeciones, pero si los cerebros más inteligentes del mundo se van a concentrar en un lugar, creo que le convendría detenerlo. Si los caballos se diesen cuenta de su fuerza, ya no los podríamos montar.

 

·        Los judíos constituyen un porcentaje muy pequeño de la raza humana, pero son tan prominentes como cualquier otro pueblo, y su importancia comercial es fuera de proporción a la pequeñez de su tamaño. Sus contribuciones a la literatura mundial, la ciencia, el arte, la música, las finanzas, la medicina y los estudios abstractos también son fuera de proporción.

 

·        Él judío ha hecho una pelea maravillosa en este mundo, en todas las edades, y lo ha hecho con las manos atadas a la espalda. Él podría vanagloriarse y yo lo disculparía. Los egipcios, babilónicos, y persas, llenaron el planeta con sonido y esplendor, los griegos y los romanos siguieron, e hizo un ruido enorme, y se han ido, otros pueblos han surgido y celebrando su antorcha en alto por un tiempo, pero también han desaparecido. El Judío los vio a todos, sobrevivió a todos, y hoy es lo que siempre fue, no muestra decadencia, ni achaques de la edad, no tiene debilitamiento de sus partes, no pierde sus energías, su mente continúa alerta y agresiva. Todas las cosas son mortales, excepto el judío. Todas las otras fuerzas pasan, pero él permanece. ¿Cuál es el secreto de su inmortalidad?

 

El primer artículo, Sobre la cuestión judía, fue escrito por Karl Marx, fundador del marxismo ynieto de rabinos por el lado paterno y materno. El segundo artículo, Respecto a los judíos, fue escrito por el eximio humorista americano Mark Twain, criado en un hogar protestante presbiteriano.

 

Es una paradoja que el hijo de una mujer judía, (la madre de Karl Marx, a diferencia del padre y de sus hijos, permaneció judía y nunca se convirtió) fuese un encarnizado antisemita, mientras que Mark Twain, una persona que, durante su niñez nunca conoció a un judío, los apreció y admiró.

 

El "New Israel Fund"

El "New Israel Fund", NIF, es una ONG fundada en 1979, con sede en Nueva York y oficinas en Jerusalén, Washington, Boston, Chicago, Miami, Los Ángeles, San Francisco, Gran Bretaña, Canadá y Suiza. Recibe anualmente millones de dólares de donantes, filántropos y gente bien intencionada, que dan ese dinero a NIF con el objeto de "promover la justicia social y la igualdad entre todos los israelíes, sin distinción de religión, raza o sexo".

 

En la práctica lo que esto significa es que el dinero donado por filántropos simpatizantes con Israel, es usado para financiar, no sólo a organizaciones que lo merecen, sino también a organizaciones anti-sionistas y pro-palestinas, dedicadas a sabotear y demonizar el estado, a presentar a los palestinos como víctimas y a los israelíes como opresores.

 

Entre los que recibieron dinero del NIF el año pasado están las siguientes organizaciones:

·        Adalah, organización de árabes israelíes que consideran a Israel un país colonial que practica el apartheid, están a favor del retorno de los millones de descendientes de los refugiados palestinos, entregaron documentos a cortes españoles para que acusen a oficiales israelíes de "crímenes contra la humanidad", y promovieron el reporte Goldstone.

·        Mada al-Carmel, organización activa en agitación anti-israelí y abiertamente niega la legitimidad del Estado Judío.

·        Coalición de Mujeres para la Paz, ardiente defensor de la campaña de boicot, desinversión y sanciones contra Israel.

·        Rompiendo el silencio, organización que difama al ejército de Israel y envió información falsa o tergiversada a Goldstone para ser usada en su infame reporte.

·        B'tselem, organización que constantemente y sin base acusa a Israel de crímenes de guerra.

·        Mossawa Center, organización de árabes israelíes, fundada por el NIF, que ha declarado que el Estado Judío es ilegítimo y que debe convertirse en un estado binacional.

 

Hace unos días Wikileaks reveló que un diplomático americano envió un telegrama a Washington donde informa sobre una conversación que mantuvo con Hedva Radovanitz, cuando esta señora ocupaba el alto puesto de Directora Asistente del NIF en Israel. Ella le dijo "en 100 años Israel tendrá mayoría árabe y la desaparición del Estado Judío no será la tragedia que los israelíes temen".

 

Todo donante tiene derecho a entregar su dinero a quien desee, pero toda organización debe informar con franqueza, transparencia y sinceridad, a quien entrega ese dinero y para qué fines será utilizado.

 

Envíame una nota con tu opinión o comentario; me interesa leer tu punto de vista.

Mi dirección electrónica es Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Escribir un comentario

Traductor

esenfrdeitptru

Sigamos al Mesías..!

Ciencia y Tecnologia

Colaboradores