36. El Enaltecimiento, Arruina a los poderosos.!

Valora este artículo
(0 votos)

Hubo un joven llamado Uzias; dieciséis años tenía cuando comenzó a reinar, y reinó cincuenta y cinco años en Jerusalem.

 

Empezó  haciendo lo recto ante los ojos del Altísimo, conforme a todas las cosas que había hecho Amasias su padre. Persistió en buscar a Dios y Él lo prosperó, dándole ayuda contra los filisteos, contra los árabes y contra los amonitas. Y dieron los amonitas presentes a Uzias, y se divulgó su fama hasta la frontera de Egipto; porque se había hecho altamente poderoso. Edificó torres  en Jerusalem, y en el desierto, y abrió muchas cisternas, porque tuvo muchos ganados; y era amigo de la agricultura.

 

Tuvo un ejército de guerreros valientes y esforzados, poderosos y fuertes, para ayudar al rey contra los enemigos e hizo en Jerusalem máquinas inventadas por ingenieros, para que estuviesen en las torres  y en los baluartes, para arrojar saetas y grandes piedras. Y su fama se extendió lejos porque fue ayudado maravillosamente, por el Señor, hasta hacerse poderoso.

 

Pero cuando ya era fuerte, su corazón se enalteció para su ruina; porque se reveló contra el Señor su Dios, entrando en el Templo para quemar incienso, en altar del incienso. Y entró tras él Azarías, Sumo Sacerdote, y con el ochenta Sacerdotes valientes, siervos del Dios Omnipotente “Se opusieron contra el rey Uzias, y le dijeron: No te corresponde a ti, Oh, Uzias el quemar incienso al Omnipotente, sino a los sacerdotes hijos de Aarón, que son consagrados para quemarlo. Sal del santuario, porque has prevaricado, y no te será para gloria delante del Señor, Dios Omnipotente.

 

Entonces Uzias, teniendo en la mano un incensario para ofrecer incienso, se llenó de ira; y en su ira contra los sacerdotes, la lepra le brotó en la frente delante de los Sacerdotes en la  Casa del Altísimo, Junto al Altar del Incienso y le miró el Sumo Sacerdote Azarías, y todos los Sacerdotes y he aquí la lepra estaba en su frente; y le hicieron salir apresuradamente de aquel lugar; y él también se dio prisa al salir, porque Elohim lo había herido. Así el Rey Uzias fue leproso hasta el día de su muerte, y habitó leproso en una casa apartada, por lo cual fue excluido de la Casa del Señor”  (2° Crónicas 26:18-21.)

 

PERMITA DIOS, QUE ESTE MENSAJE LLEGUE HASTA NUESTROS GOBERNANTES, ANTES QUE SEA DEMASIADO TARDE; PARA QUE RECONOZCAN AL MESÍAS, COMO ÚNICO SOBERANO. Y QUE NO EMBRIAGUEN AL PUEBLO DÁNDOLE EL NOMBRE DE SOBERANO. PORQUE ESE TITULO LE CORRESPONDE ÚNICAMENTE AL ALTÍSIMO: CREADOR DEL UNIVERSO.

 

Los pueblos son como rebaños que no tienen Pastor; porque HAN DEJADO DE LADO AL MESÍAS, QUE ES EL BUEN PASTOR, (SEGÚN YOHANAN 10:11); para seguir a líderes mortales, como Hitler, Lenin, Fidel, Arafat, Lubavitch, Chávez, Sharon, etc.

 

Los líderes aparecen, se enaltecen y caen; pero Dios es Eterno y Soberano. RECUERDEN QUE DIOS ES CELOSO: ÉL NO COMPARTE SU GLORIA CON  HOMBRES NI CON ESCULTURAS.

 

Dr. Jaime Banks Puertas

Director y Fundador

Obra Evangélica Luz del Mundo Internacional

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@jaimepuertas

Visto 245 veces Modificado por última vez en %PM, %13 %856 %2016 %19:%Sep

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Traductor

esenfrdeitptru

Sigamos al Mesías..!

Ciencia y Tecnologia

Nuestros Niños

Colaboradores

Radio Luz 102,1 FM